sábado, 26 de septiembre de 2009

El Espolón

Ochenta son los números que hasta el momento se han publicado de "El Espolón", y ochenta son los números que hoy añadimos a ésta hemeroteca digital que, día a día, avanza en su intento de recopilar, en un espacio común y accesible a todos, la mayor cantidad posible de ejemplares, antiguos y actuales, de prensa albense.

Para conseguir esta colección, a la que tenemos intención de añadir los próximos números que se publiquen, hemos contado con la inestimable colaboración de Avelino Ramos, quien nos ha facilitado la totalidad de los originales que hasta ahora la componen, lo que nos ha permitido digitalizarlos y ponerlos a disposición de cuantos quieran descargarlos o consultarlos.


El Espolón nació como boletín informativo del Hogar del Pensionista de Alba de Tormes en el mes de agosto de 1990 y como tal se mantuvo hasta su número 22, que vio la luz publica en el mes de enero de 1996. Entre los ejemplares correspondientes a este periodo podemos encontrar, entre otras interesantes colaboraciones, las realizadas por Alejandro Martín, reconocido médico de familia de nuestra localidad y que, tras su jubilación, escribiría distintas recomendaciones de salud para el colectivo de jubilados al que éste boletín iba dirigido; o algunas semblanzas que, firmadas por Pepe Rueda y con el titulo de “Aquellos albenses de entonces”, rememorarían a algunos coterráneos que dejaron su huella en la villa.

Tras el cambio de Junta Directiva del Hogar, y a partir del número 23, uno de sus fundadores asumiría en exclusiva el compromiso de la continuidad del que ahora, como boletín albense, ha cumplido diecinueve años de publicaciones periódicas ininterrumpidas gracias al tesón y a la perseverancia que Cipriano Recio ha puesto en el empeño, empeño éste que recientemente le ha sido reconocido por la Asociación Cultural Albense (ASCUA) quien en el pasado mes de julio le otorgó su premio anual en defensa del patrimonio albense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las opiniones aquí reflejadas corresponden a los comentaristas y no representan, necesariamente, las del autor de Entre el Tormes y Butarque, quien se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, bien por utilizar un lenguaje indecoroso, emplear descalificaciones personales, ser repetitivos o introducir argumentos al margen del tema de debate.

En caso de que no desee revelar su verdadera identidad se sugiere que utilice un alias o nombre ficticio, lo que agilizará el debate y permitirá identificar claramente la autoria de las opiniones que quieran ser rebatidas o corroboradas por otros comentaristas.