jueves, 29 de octubre de 2009

Un nuevo espacio para debatir

Atendiendo al elevado número de comentarios que de un tiempo a esta parte se vienen realizando, se ha procedido a habilitar, en ésta página, un nuevo espacio con el que se persigue un doble objetivo:
  • Por un lado, posibilitar el debate sobre temas distintos a las entradas del blog evitando, así, que éstas se distorsionen con aportaciones ajenas a sus contenidos y reservando su formulario de comentarios para exponer impresiones directamente relacionadas con ellas.
  • Por otro, dinamizar la participación y facilitar la consulta y formulación de opiniones al disponer de enlaces directos a los distintos temas activos.
El sistema de participación mantiene el actual modelo de comentarios, encauzados ahora a temas específicos, a los que podrá accederse mediante el enlace que a este efecto se aloja en la barra lateral.
Nuevamente se aconseja identificarse en cada una de las opiniones que se aporten, bien con nombre real, o ficticio, así como utilizar un lenguaje adecuado y evitar descalificaciones personales.

En cuanto a temáticas, en principio se han establecido las dos que hasta el momento han suscitado un mayor número de consideraciones, esto es:
  • Política municipal
  • Organización y desarrollo de las pasadas fiestas de octubre 2009.
No obstante podrá sugerirse la inclusión de nuevos temas, de interés general, mediante correo electrónico a entreeltormesybutarque@gmail.com, o desde el apartado “contacto” del menú superior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las opiniones aquí reflejadas corresponden a los comentaristas y no representan, necesariamente, las del autor de Entre el Tormes y Butarque, quien se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, bien por utilizar un lenguaje indecoroso, emplear descalificaciones personales, ser repetitivos o introducir argumentos al margen del tema de debate.

En caso de que no desee revelar su verdadera identidad se sugiere que utilice un alias o nombre ficticio, lo que agilizará el debate y permitirá identificar claramente la autoria de las opiniones que quieran ser rebatidas o corroboradas por otros comentaristas.