domingo, 13 de diciembre de 2009

Diciembre 1972- El Trece número 16

Mucho se había hablado y escrito del proyecto de erigir en Alba de Tormes un monumento a Santa Teresa, hasta que, por fin, el número 16 de la revista mensual El Trece ofrecía, en el mes de diciembre de 1972, la esperada noticia y así, bajo el titulo Por fin el monumento, anunciaba: «… El próximo día 6 de enero, día de los Reyes Magos, amanecerá el torreón cargado con una magnifica reproducción en mármol blanco de Santa Teresa. Sabemos que el monumento contará con diez metros de altura y pesara alrededor de los mil kilos. Esta será la sorpresa que aguarde al albense cuando los niños jueguen con sus ilusiones por la calles. Y allá, por el mediodía, el monumento será oficial y solemnemente inaugurado ante las cámaras de televisión…». Sin embargo este artículo se ilustraba con un almanaque en el que se apreciaba con claridad la fecha del 28 de diciembre, de donde se podía deducir que no se trataba de ninguna primicia informativa, sino, más bien de una inocentada, tal y como se estilaba por aquella época en los medios de comunicación.

En cuanto al resto de su contenido destacamos una entrevista al por entonces alcalde de la villa, Eduardo Acevedo, de la que nos llama la atención una de sus aseveraciones: «… Los problemas pequeños, precisamente por su insignificancia, no merecen mi atención.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las opiniones aquí reflejadas corresponden a los comentaristas y no representan, necesariamente, las del autor de Entre el Tormes y Butarque, quien se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, bien por utilizar un lenguaje indecoroso, emplear descalificaciones personales, ser repetitivos o introducir argumentos al margen del tema de debate.

En caso de que no desee revelar su verdadera identidad se sugiere que utilice un alias o nombre ficticio, lo que agilizará el debate y permitirá identificar claramente la autoria de las opiniones que quieran ser rebatidas o corroboradas por otros comentaristas.