viernes, 31 de diciembre de 2010

Efeméride: Fallecimiento de José Sánchez Rojas

Al conmemorar el 79º aniversario del fallecimiento del escritor José Sánchez Rojas (Alba de Tormes 19-04-1885 ─ Salamanca, 31-12-1931) nos decantamos, como en años anteriores, por reproducir alguno de los artículos con los que se difundió la triste noticia en la prensa de la época. En este caso lo hacemos con la semblanza publicada el 12 de enero de 1932 en el semanario Mundo Gráfico en el que, además, encontramos una interesante fotografía de la capilla ardiente instalada en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Alba de Tormes por la que desfilaría, a modo de despedida, la práctica totalidad de los albenses.



«En Salamanca, la ciudad charra, la que tanto ensalzara en sus glosas, la ciudad predilecta y querida del gran escritor, ha muerto, victima de fulminante bronconeumonía, el que fue brillante periodista y excelente amigo, José Sánchez Rojas, cuando con todo entusiasmo fue a preparar una conferencia que tenia que celebrar en Ciudad Rodrigo.
Sánchez Rojas era un bohemio. Raro ejemplo de escritor y artista de antaño, su vida fue una continua sucesión de aventuras y proezas, de amarguras y desengaños.
Pajarillo aventurero, no tuvo la voluntad de aclimatarse nunca a nadie ni a nada, prefiriendo vagar solo por el mundo al amparo único y exclusivo de su sabia pluma, que le proporcionó triunfos, y de su corazón noble y bueno, que le granjeó amistades y cariño.
De precoz y clara inteligencia, muy joven fue licenciado en Derecho en la Universidad salmantina, y, viajero infatigable, logró marchar pensionado al Colegio de San Clemente, en Bolonia, donde amplió sus estudios, regresando, gracias a su voluntad de hierro e inteligencia clara, con la suficiente capacidad para explicar italiano en la cátedra de la Universidad donde formó su inteligencia.
Pero su falta de constancia, su ferviente anhelo de nuevas impresiones y sus ansias de libertad, dieron al traste con todos los triunfos conseguidos, y... otra vez por esos mundos de Dios en busca —siempre al amparo de su pluma y de su corazón de niño—de nuevos horizontes donde triunfar.
Hombre de vastísima cultura, de mérito reconocido en el mundillo literario y periodístico, supo abrirse siempre camino a fuerza de trabajo, salvando escollos y envidias, con tesón inquebrantable, hasta conseguir que sus trabajos: crónicas, glosas, bibliografías, fueran solicitados por infinidad de revistas y diarios españoles y extranjeros, cuyas dotes de prosista claro y profundo, verdadero maestro del buen decir, fueran reconocidos en su justo medio.
Aquí, en esta Casa de Prensa Gráfica, fue un colaborador asiduo y ferviente, donde con verdadero cariño se le trataba, apreciando como se merecía todo el valor de su docta pluma.

• • •

Ha muerto un amigo más. Un amigo entrañable de todos los escritores y periodistas madrileños, entre los que encontró —tal vez por su carácter o sus rarezas— algún gesto esquivo, el cual no merecía por su corazón sencillo y noble.
En pleno triunfo, cuando ya volvía a gozar el placer de los años buenos, premio de toda una vida de trabajo y hasta de privaciones; cuando por arraigado espíritu republicano logró también ver conseguido el triunfo de su más puro ideal; cuando empezaba a gozar el sabor dulce y agradable de la popularidad que abre las puertas del mundo y hace grata la existencia, una traidora enfermedad hizo presa en su ya agotada naturaleza y hace víctima de su furor implacable a un gran escritor, a un amigo bueno y afectuoso de todos los periodistas madrileños.»



lunes, 27 de diciembre de 2010

L'Aceña nº 19


De leyendas de Alba y otros lugares de su entorno nos habla José María Domínguez en su “Paseo por la historia menos conocida” publicado en el número 19 de L’Aceña correspondiente al último trimestre de 2005 del que destacamos la atractiva fotografía del Pozo de San Andrés del convento de las Madres Carmelitas con que ilustra su portada y en el que se incluyen, entre otros, un reportaje sobre la concesión del VIII Premio Ascua en Defensa del Patrimonio y la Cultura a La Marcha Teresiana, las evocaciones de Cipriano Recio, a quien recordamos tras su lectura, una nueva entrega de Nacho Cotobal sobre su documentada "Historia del Pozo de la Nieve de Alba de Tormes",… o el habitual Cuento popular, de especial regusto, con que antaño cerraba contenidos esta revista que mes tras mes enriquece los fondos de nuestra hemeroteca.

martes, 21 de diciembre de 2010

Alba de Tormes al Día nº 14 y 15

               
Entrega doble la que hoy efectuamos al incorporar a nuestra hemeroteca los números 14 y 15 de la revista Alba de Tormes al Día, donde Wences Moreno adquiere un destacado protagonismo en la edición de octubre y, como no podía ser de otra manera, nuestras fiestas patronales en honor de Santa Teresa de Jesús en la de noviembre, en la que se insertan reportajes sobre el desarrollo de los actos más significativos y se presta una especial atención a la visita de la Duquesa de Alba acompañando a su hijo Cayetano, a la sazón pregonero oficial de las de este año.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Cornezuelo nº 5

Interesante y amena resulta la lectura de los artículos de nuestra intrahistoria en los que Fernando Jiménez detalla la azarosa recuperación del «tesoro» parroquial, Julián Moreiro, en faena de aliño, describe nuestro tradicional y festivo Toro de fuego, o Beni Fernández se asoma a sus recuerdos desde esas palmeras de la Plaza Mayor «…envidiosas de las campanas de San Juan, que están más altas y pueden ver el puente»; pero si algo hubiera que destacarse de este número 5 de la revista Cornezuelo que hoy recuperamos sería, sin duda alguna, sus Estampas Retrospectivas en las que descubrimos una copia del contrato de trabajo suscrito, a mediados del pasado siglo, entre el Ayuntamiento y la antigua Banda de Música, encontramos reseñas de prensa sobre nuestras fiestas y la inauguración del Club Curro Caro, o tropezamos con la reproducción de antiguos carteles de toros, tarjetas de aguinaldo y otros vetustos documentos entre los que llama la atención una octavilla del año 1946 con efectos de invitación para la asistencia, entre otros actos, al cambio de nombre de la por entonces calle de Marquesa de Squilache por el de Caídos por la Patria con que ha llegado hasta nuestros días, y que nos da pie a reivindicar desde estas paginas electrónicas la eliminación de nuestro callejero de esta sectaria denominación y la devolución a Alba de Tormes de su histórica Calle de Caldereros.

jueves, 9 de diciembre de 2010

¿Ciudad de Alba de Tormes?

Ya hace algún tiempo que cayó en mis manos una edición digital del decimonónico periódico La Iberia, del que fuera director Práxedes Mateo Sagasta.


De su portada, en la que se puede leer la fecha del jueves 6 de agosto de 1884, me llamó poderosamente la atención la siguiente reseña:

« … …

Firma de S.M.
──────
S.M. la Reina ha firmado ayer en San Sebastian los siguientes decretos:
Marina.
- Ascendiendo a comandantes…

Guerra.
- Concediendo cruces del Mérito Militar....

Gobernación.
- Concediendo honores de jefe de Administración a D. Mateo del Val
- Concediendo titulo de ciudad a los pueblos de Briviesca y Alba de Tormes, y tratamiento de Excelencia a sus Ayuntamientos.
- Modificando ...

… … »

La noticia me resultaba por completo desconocida. Si sabía lo de su Excelentísimo Ayuntamiento pero jamás, hasta aquel momento, había oído que Alba de Tormes contase con el titulo de ciudad. Nunca había leído a ninguno de sus muchos estudiosos que se le hubiese concedido este reconocimiento.... No se,... había algo en esta información que me resultaba extraño.

Trate de profundizar en su contenido interesándome por la identidad de la Reina que firmaba el decreto. No podía tratarse de Isabel II, cuyo reinado finalizó en 1868, por lo que solo quedaba como alternativa la Regencia de Maria Cristina, aunque esta resultaba imposible de todo punto en el año 1884, en el que aún vivía, y reinaba, Alfonso XII.

Por otro lado, al fijarme con más detenimiento, pude comprobar un nuevo anacronismo: el 6 de agosto de 1884 coincidió en miércoles en lugar del jueves que se especificaba en la fecha de la publicación.

La verdad es que no encontraba explicación alguna, por lo que busqué en otras fuentes a través de la burgalesa localidad de Briviesca, unida a Alba de Tormes en la misma noticia, y allí, en la Web Oficial de su Ayuntamiento, localice la siguiente afirmación:

«... el 16 de agosto de 1894, gracias a las gestiones de Eduardo Martínez del Campo, senador real, se le reconoce a Briviesca con el título de ciudad».

Aunque sin mención alguna para Alba, lo cierto es que en la fecha que aquí se citaba se apreciaban mayores visos de verosimilitud. El 16 de agosto de 1894 si que coincidió en jueves, y por entonces ya ocupaba la Regencia de España Maria Cristina de Habsburgo, que la desempeñó entre los años 1885 – 1902 durante la minoría de edad de su hijo Alfonso XIII.

De vuelta a La Iberia, y tras realizar una ampliación de la imagen, procedí a analizar con sumo detenimiento la fecha que figuraba en aquella edición y a compararla con la nueva de referencia.


De este análisis bien podía deducirse la falta de un digito antes del 6 que indicaba el día de su publicación, lo que podría validar el 16 de agosto facilitado por el Ayuntamiento de Briviesca. En cuanto al año también pude apreciar una diferencia en el trazo entre el 8 de las centenas y el de las decenas, llegando a la conclusión de que este último, originariamente, podría haber sido un 9 distorsionado por un corrimiento de tinta. Si estas deducciones fuesen acertadas ambas fechas coincidirían, pudiendo ser correcta la del 16 de agosto de 1894 como fecha de firma del decreto.

Llegado a este punto se hacia necesario comprobar la veracidad de esta hipótesis.

Al tratarse de un decreto real tendría que haberse publicado en la Gazeta de Madrid, equivalente en la época al actual Boletín Oficial del Estado, por lo que indagué en ediciones de fechas inmediatas y así en su número 232 de 20 de agosto de 1894 encontré la confirmación que buscaba:

« ……


MINISTERIO DE LA GOBERNACION
──────
REALES DECRETOS

Queriendo dar una prueba de Mi real aprecio á la villa de Bribiesca, provincia de Burgos, por el aumento de su población y desarrollo de su agricultura y comercio;

En nombre de Mi Augusto Hijo el Rey D. Alfonso XIII, y como REINA Regente del Reino,

Vengo en conceder á la expresada villa el titulo de ciudad y á su Ayuntamiento el tratamiento de Excelencia.

Dado en San Sebastián á diez y seis de Agosto de mil ochocientos noventa y cuatro.

MARIA CRISTINA
El Ministro de la Gobernación,
Alberto Aguilera y Velasco

──────

Queriendo dar una prueba de Mi Real aprecio á la villa de Alba de Tormes, provincia de Salamanca, por el aumento de su población, desarrollo de su agricultura y comercio y fomento de su instrucción popular;

En nombre de Mi Augusto Hijo el Rey D. Alfonso XIII, y como REINA Regente del Reino,

Vengo en concederle al Ayuntamiento de la expresada villa el tratamiento de Excelencia.

Dado en San Sebastian á diez y seis de Agosto de mil ochocientos noventa y cuatro.

MARIA CRISTINA
El Ministro de la Gobernación,
Alberto Aguilera y Velasco

──────

MINISTERIO DE ULTRAMAR
…… »



Allí estaba el decreto que venia persiguiendo y, pese a lo esperado, tras su lectura pude comprobar como la errata en una fecha se había convertido en una inexactitud de mayor calado, un grave error en el contenido de la primitiva noticia donde se informaba de la concesión del titulo de ciudad a Alba de Tormes cuando tal reconocimiento nunca llegó a producirse.

Al fin todo parecía aclarado, sin embargo... aún me quedaba una duda:
¿Acaso faltaría por descubrir un último equivoco?

El titulo de ciudad no parecía ser, únicamente, una “graciosa concesión real”, sino que se otorgaba teniendo en consideración determinados merecimientos.
En base a esto ¿Como entender, pues, que de las dos localidades distinguidas obtuviese un menor reconocimiento aquella a la que se atribuían mayores méritos?¿Podría haberse producido alguna omisión en la publicación del decreto? ¿Podría tratarse de una interpretación incompleta en los reales propósitos de reconocimiento hacia Alba de Tormes?

Sea como fuere, lo cierto es que aquella ciudad que se vislumbraba tras la lectura de La Iberia se esfumó con la comprobación realizada en La Gazeta de Madrid, manteniendo desde entonces su rango de milenaria y cuasi universalmente conocida Villa de Alba de Tormes.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Alba sin Basílica


Vista general (Finales siglo XIX)

La imagen fue tomada con anterioridad al inicio de las obras de construcción de la Basílica Teresiana, lo que nos permite visualizar el antiguo barrio que se levantaba sobre los terrenos actualmente ocupados por este secular proyecto. También se aprecia la antigua torre de la iglesia de San Pedro, la ya desaparecida de San Miguel y el igualmente desaparecido edificio de las Escuelas Viejas.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Cipriano Recio

............

Apenas unos días después de que Cipriano Recio nos abandonara para siempre, incorporamos a estas páginas electrónicas el número 85 de El Espolón, boletín trimestral al que Cipriano consagró los últimos veinte años de su vida y que desde abril de 1996 venia publicando en solitario con una tenacidad admirable; tenacidad que en cierto modo caracteriza la personalidad de este albense de adopción al que recordaremos al releer su obra y sus colaboraciones en L’Aceña y libros programas de fiestas o cuando paseemos por ese parque de el Espolón «que desde el año 50 le embrujó y se colocó en su corazón».

viernes, 19 de noviembre de 2010

L'Aceña nº 20

«Y aquí estamos, con un lustro sobre nuestras espaldas, con la ilusión del primer día y con la entrega hacia nuestros muchos lectores. Afortunadamente, para unos, la revista es en Alba y su comarca la palabra esperada; y para otros, también afortunadamente, una mosca borriquera. Malo es que estos y aquellos se encasillen en tales papeles.»

Con esas palabras, extractadas de su editorial, conmemoraba L’Aceña sus cinco años de vida cuando en enero de 2006 sacaba a la luz su número 20, del que hoy ofrecemos su reedición digital, y desde el que se continuaba a vueltas con el derribo de la conocida como Casa de Lope de Vega con el característico espíritu crítico de esta publicación, espíritu crítico del que ahora se "hacen cruces" muchos de los que otrora lo consideraban normal.


viernes, 12 de noviembre de 2010

Gente Joven y Sánchez Rojas

..........

Incorporamos hoy a este cuaderno electrónico una nueva serie de colaboraciones en prensa de José Sánchez Rojas. En esta ocasión se trata de las realizadas en la revista Gente Joven, semanario literario ilustrado promovido, junto a él, por Iscar Peyra, Fernando Felipe, Federico de Onís y otros estudiantes salmantinos que se editó en la capital charra entre el 3 de diciembre de 1904 (nº 1) y el 6 de enero de 1906 (nº 58) y que tienen la particularidad de ser, creemos, las primeras publicaciones del escritor y periodista albense.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Cornezuelo nº 4

Curioso e interesante resulta el articulo que en el año 1991 publicaba el número 4 de la revista Cornezuelo bajo el titulo «La Lotería del río Rafa» en el que su autor, Fernando Jiménez echa mano de sus recuerdos y nos describe al detalle como nuestros antepasados entretenían las tarde-noche de domingos y festivos jugándose las “perras” a una singular lotería (actualmente conocida como bingo) en el antiguo Juego de Pelota al que se accedía por la cuesta del Toro y que, además de dos frontones disponía de un cobertizo destinado a este menester.
Merecedor de reseña también nos resulta el extracto del capitulo «Estigma español y teresiano» que Antonio Álamo dedica a la inacabada Basílica en su libro Senda Emocional de Alba de Tormes (Libro del que ya hemos adaptado una copia para incluir en nuestra sección Biblioteca digital albense tan pronto como contemos con la oportuna autorización).
Y Además, una somera biografía de Luis Bello, y un artículo de Manuel Iglesias “Garalo” sesenta años después de Rojas, y la reproducción de alguno de los escritos del periodista albense, y la particular visión de José Sánchez Sánchez sobre la vecina Meseta de Carpio, y colaboraciones de Pepe Rueda, Ana Francisco Herrero, Fátima y Rebeca Ruiz, Fernando y Diego Patrocinio, Florentino Gutiérrez, Nacho Cotobal, Pepita Robles, Ángel Ortiz, Jesús Mª García, Manuel Diego, Mª Rosa del Olmo; Florencio E. Hernández, Julia E. García Manzano... que conforman el ejemplar de esta revista que hoy reeditamos en formato digital y cuya lectura recomendamos.

lunes, 1 de noviembre de 2010

El Bulevar


Palacio de la Vizcondesa y edificio del Casino
Calle Bulevar -Alba de Tormes
Ambos edificios fueron derribados en el último cuarto del siglo XX.
En su lugar actualmente se levantan dos bloques de viviendas

martes, 26 de octubre de 2010

Cartilla Excursionista «Tormo» VIII

Promovidas por Elías Tormo1 y como resultado de algunas de las excursiones didácticas realizadas por el aula de Historia del Arte del Doctorado de Historia de la Universidad Central de Madrid, la Sociedad Española de Excursiones publicaba, en el primer tercio del pasado siglo, las Cartillas Excursionistas «Tormo».
La número VIII de estas Cartillas (Hauser y Menet. Madrid. 1931) está dedicada a Alba de Tormes y contiene un somero estudio histórico-artístico de nuestra localidad basado en la observación directa y en textos precedentes tales como los Recuerdos y Bellezas de España, de José Mª Quadrado, la Guía histórico-descriptiva, de Fernando de Araujo, o los Recuerdos y Bellezas de Alba de Tormes, del que fuera alcalde de la villa Tomas Rodriguez Rubio, textos que ya forman parte de la biblioteca de Entre el Tormes y Butarque a la que hoy incorporamos esta Cartilla Excursionista «Tormo» VIII gracias, una vez más, a la colaboración de Miguel Manuel Martín quien nos ha facilitado copia digital de uno de sus originales.

__________________
1 Elías Tormo y Monzó: (Albaida 1869 – Madrid 1957). Doctor en Derecho y Filosofía y Letras, catedrático de Derecho Natural en la Universidad de Santiago de Compostela y de Historia del Arte en las de Salamanca, Granada y Madrid (de la que sería Rector) desempeñaría el puesto de Ministro de Instrucción Pública durante la "dictablanda" del general Dámaso Berenguer(1930-1931).

miércoles, 20 de octubre de 2010

L'Aceña nº 21


A Francisco Pérez Correas, "Paco el alfarero", trabajando el barro en su torno y levantando una de sus artísticas piezas de cerámica, dedicaba su portada el número 21 de la revista L’Aceña que salía a la luz en el segundo trimestre del año 2006 y que ofrecía entre sus contenidos diversos artículos (propios de la revista unos y recopilados de la prensa provincial otros), en los que sus autores, Pepe Rueda, Isidoro Sánchez, Paco Cañamero, Jesús Málaga, hacían público su emocionado recuerdo del alfarero recientemente fallecido; recuerdo al que hoy se suma Entre el Tormes y Butarque en el momento de incorporar a su hemeroteca digital este nuevo ejemplar de la revista que desde hace casi una década viene editando la Asociación Cultural Albense (ASCUA).


jueves, 14 de octubre de 2010

Programación festiva

Fiestas de Santa Teresa de Jesús, que desde tiempo inmemorial vienen celebrándose en ésta histórica villa de Alba de Tormes llamando poderosamente la atención de los forasteros, por su popularidad y por sus costumbres, que dentro de su campo salmantino, se conservan aun festejos típicos que no pierden el matiz charro con bailes de concurso presentándose mujeres de pura raza charra, luciendo hermosos trajes del país, animando así las fiestas lo mismo religiosas que populares con estos actos llenos de salmantinismo, que recuerdan las antiguas costumbre de Castilla.


De ésta guisa comenzaba el programa con el que se anunciaban los actos a desarrollar durante las Fiestas Patronales de Alba de Tormes en el año 1935, programa que hoy, al comenzar las actuales, ofrecemos junto al del año 1918 y que nos permiten apreciar la pátina de tradición con la que están impregnadas estas celebraciones.
Resulta curioso comprobar como, con la lógica evolución del paso de los años, buen número de los festejos de entonces se ven reflejados en los contemporáneos, y así, las dianas floreadas de antaño, hogaño se han convertido en charangas; los conciertos de la banda de música y bailes amenizados por la “típica dulzaina” han dado paso a las actuales verbenas: los fuegos japoneses, a los castillos hinchables; el fútbol sala ha sustituido a los antiguos partidos de pelota; los concursos de bailes charros han evolucionado hacia las exhibiciones folclóricas; los gigantones se han transformado en gigantillas; las corridas de toros y novilladas, en encierros y becerradas; los fuegos artificiales se complementan con toros de fuego y Correfoc… y, por supuesto, perduran las misas, procesiones, rosarios y novenas en honor de Santa Teresa de Jesús, si bien nos parece significativo como estos actos religiosos, que tanto protagonismo han adquirido en los programas de fiestas de los últimos años, se publicaban convenientemente separados de los festejos populares en los antiguos programas que ahora recuperamos.


https://drive.google.com/open?id=0ByuRv9mgkUUbM3NCdlluZ3Y4SEE
Año 1918
https://drive.google.com/open?id=0ByuRv9mgkUUbNC1kWFlXbEUwMlU
Año 1935


.....
..

miércoles, 13 de octubre de 2010

Premio ASCUA 2010

Premio ASCUA 2010 a la Defensa del patrimonio y la cultura”
Asociación cultural “Bernardo del Carpio”
Acto de entrega: Sábado 16 de octubre – 18:00 horas
Iglesia de las M.M. Isables de Alba de Tormes

sábado, 9 de octubre de 2010

La Margen Izquierda nº 4

Una vez más La Margen Izquierda llega hasta nosotros y una vez más su publicación, como es el caso de éste su número 4, no pasa desapercibida.
Son ya numerosas las visitas recibidas en busca de la revista que edita la Agrupación Socialista de Alba de Tormes, y varios los comentarios públicos y correos privados, procedentes de albenses alejados de su tierra, que manifiestan su impaciencia por conocer sus contenidos.
Y no es de extrañar esta impaciencia después de los diez meses que han transcurrido desde que salió a la luz su anterior edición y algunas semanas en que se está a la espera de la actual tras la denegación, una vez más, del Salón Multiusos de nuestro Ayuntamiento para su presentación pública que, finalmente, se llevó a cabo en el día de ayer.

martes, 5 de octubre de 2010

Alba de Tormes al Día nº 13

Distintas conmemoraciones festivas, tanto en Alba como en su comarca, ocupan buena parte de las 24 paginas que conforman el número 13 de la revista Alba de Tormes al Día que dedica una especial atención a la Marcha Teresiana que, con la de este año, alcanza su XXX edición y que protagonizó el pregón oficial de las pasadas fiestas de la Transverberación de Santa Teresa, y también al ya habitual pregón virtual, propio de su versión digital, a cargo, en esta ocasión, del carmelita Antonio Jesús Beneítez.
Sumamente interesante resulta también el articulo titulado "España cañí, sola o con leche" desde el que su autora, Ana Pedrero, se decanta por una encendida defensa de la legalidad de la corridas de toros que podría resumirse en la frase con que finaliza su argumentación:
«Podrán prohibir, pero nunca podrán arrancarnos la pasión.»

domingo, 26 de septiembre de 2010

Sánchez Rojas en El Adelanto. 1910


Incorporamos hoy a nuestra sección dedicada a la obra de José Sánchez Rojas una nueva cabecera. En este caso se trata de El Adelanto, decano de la prensa salmantina que comenzó a editarse el 22 de julio de 1883, primero como semanario y más tarde, a partir del mes de enero de 1897, como diario y que actualmente está siendo digitalizado por el Ministerio de Cultura a través de su Biblioteca Virtual de Prensa Historia, gracias a la cual hemos podido localizar un importante número de artículos firmados por el escritor albense lo que nos permite iniciar la entrega de los publicados a lo largo del año 1910 y comprometernos a poner a disposición de nuestros visitantes, en la media que vayamos adaptando sus formatos, los correspondientes a años posteriores.

lunes, 20 de septiembre de 2010

L'Aceña nº 22


Un nuevo ejemplar de L’Aceña llega hasta nosotros y tras su digitalización ha pasado ya a incrementar los fondos de la Hemeroteca de publicaciones albenses que venimos desarrollando. En este caso se trata del número 22, correspondiente al trimestre julio-septiembre de 2006, que dedica su portada a la desaparecida iglesia de San Miguel, (que en el próximo octubre protagonizará nuestra sección La imagen del mes), y recoge entre sus contenidos un artículo, Alfar eterno, en memoria de algunos de nuestros alfareros desaparecidos, y un reportaje sobre una fiesta medieval en recuerdo del Caballero Olvidado organizada por la Asociación Cultural “Bernardo del Carpio”, que recientemente ha sido distinguida con el Premio Ascua 2010 a la defensa del Patrimonio y la Cultura de Alba de Tormes y su Comarca.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Número 25 de El Trece. Objetivo cumplido

Con 27 números a sus espaldas (entre los que se incluyen un Boletín experimental y un monográfico dedicado a la Hermandad de Santa Teresa) finalizaba el 13 de septiembre de 1973 una ilusionante andadura que un grupo de jóvenes comprometidos inició, no sin esfuerzo, dos años atrás y que marcaría un hito cultural en el devenir de aquellos años en Alba de Tormes.
Hoy, 13 de septiembre de 2010, Entre el Tormes y Butarque alcanza uno de sus objetivos y con la reedición digital de este número 25 de El Trece completa la colección de esta antigua publicación que desde hace dos años ha venido ofreciendo puntualmente, cada 13 del mes, a sus visitantes.
Espero que os haya resultado interesante

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Alba de Tormes al Día nº 12

Tras un año de publicaciones mensuales ininterrumpidas en el pasado mes salía a la luz el número 12 de Alba de Tormes al Día, correspondiente a los meses de julio y agosto y que ya se encuentra disponible en nuestra Hemeroteca.
Con algunas variaciones en su diseño, en esta ocasión la revista dedica su portada a la III Edición del Premio Emprendedores (En el que recientemente fue distinguida con el 2º Accésit), recoge en sus páginas centrales imágenes de la selección española de futbol y de la celebración en Alba de la consecución del pasado campeonato mundial de este deporte, y completa sus contenidos con una serie de publireportajes relativos a las distintas empresas que durante este primer año han colaborado en su publicación.

lunes, 6 de septiembre de 2010

El Espolón nº 84

Ya se encuentra disponible en la sección Hemeroteca el número 84 del Boletín Albense El Espolón correspondiente al pasado mes de julio.

sábado, 4 de septiembre de 2010

Un cartel para un concurso

Atendiendo la solicitud de su autor, quien en correo electrónico de hace unos días me decía: «...te agradecería que difundieras la imagen de mi cartel en tu blog.», incorporamos hoy a Entre el Tormes y Butarque la obra con la que el albense Ángel Pérez Pinto participó en el reciente concurso de carteles para las fiestas de Octubre 2010 convocado por el Ayuntamiento de Alba de Tormes.

Tema de debate: Alba de Tormes

Espacio para debatir sobre distintos aspectos relativos a Alba de Tormes.


miércoles, 1 de septiembre de 2010

Santo Domingo


Antigua parroquia y, posteriormente, convento franciscano.
Se levantaba en las inmediaciones de la actual ubicación del Instituto
(Manuel Gómez Moreno. Catalogo Monumental de España)

sábado, 21 de agosto de 2010

El Tormes. Punto y final


Comentaba Jesús María García en su articulo “En este pueblo hubo otros periódicos” (Puerta del Río nº 4. Octubre 1983): «… Y sin duda, fiándonos de los recuerdos de nuestros mayores, debemos suponer que fueron bastantes más los [números de El Tormes] que se publicaron…». Posteriormente, en su libro “Alba de Tormes: Páginas sueltas de su historia” (Ediciones de la Diputación de Salamanca. 1991), en el que nuevamente se ocupaba de la historia de la prensa albense, matizaba aquella afirmación inicial manifestando: «El último número que conocemos de «El Tormes» es el 17 correspondiente al 2 de marzo de 1930. No creemos que subsistiera muchos más. »
Nosotros, que allá por el mes de enero del 2009 iniciábamos la reedición digital de los nueve ejemplares originales de los que disponíamos en nuestro archivo personal, y que posteriormente, y gracias a la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica (dependiente del Ministerio de Cultura) tuvimos la posibilidad de ampliar para nuestros seguidores con ocho nuevas ediciones, consideramos más acertada esta última apreciación y hoy ponemos fin a nuestras entregas del dominical albense El Tormes incorporando a nuestra (y vuestra) hemeroteca su número 17, último disponible y, creemos, último publicado.

miércoles, 18 de agosto de 2010

XXX Marcha Teresiana


La Marcha Teresiana, peregrinación que iniciará su anual andadura desde Medina del Campo el próximo viernes 17 de septiembre para finalizarla, cuatro jornadas después, con su llegada a Alba de Tormes el día 20, alcanzara con esta edición 30 años rememorando el último camino de Teresa.

Para cuantos estén interesados, la Hermandad de Santa Teresa de Jesús ha publicado un tríptico informativo que puede descargarse desde aquí, y del que hemos extraído el siguiente párrafo que, entendemos, resume la filosofía de esta “Marcha” que ya constituye, en Alba, una tradición:

«Lo que empezó como una aventura, se convirtió en una profunda experiencia humano-religiosa que nos animó a repetirla una y otra vez. Lo hicimos caminando, a ritmo de carreta tirada por una mula, por la misma calzada, atravesando los mismos pueblos y en las mismas fechas, llegando a la Villa Ducal, como ella, la víspera de San Mateo, al caer de la tarde. Y hemos continuado haciendo lo mismo durante 29 años. Cada año, como el polvo del camino, que es siempre nuevo, hemos vivido experiencias nuevas y enriquecedoras. Los mismos sitios, pero distintos aires, distintas caras. La misma Teresa de Jesús, pero distinta su palabra, su presencia.»

viernes, 13 de agosto de 2010

Número 24 de El Trece


Un avance de los preparativos, organización y expectativas del IV Descenso Nacional del Tormes; una entrevista con Eduardo Acevedo, por entonces alcalde de Alba de Tormes, en la que se detallaban las inversiones, realizadas y previstas, en mantenimiento e infraestructura básica; sendos artículos de A. Robles y Jesús Benítez, con un mismo objetivo, sensibilizar al lector en el cuidado y defensa de la naturaleza; Alba y Santa Teresa unidas en la historia; la descripción, a cargo de Jesús García Acevedo, de un proyecto que no cuajó: Las Brisas Musicales del Tormes…junto a otros contenidos componen este numero 24 de El Trece cuyo editorial, en tono pesimista, anunciaba la despedida de su ya prácticamente inexistente equipo de redacción y preludiaba la inminente desaparición de esta revista que en aquel mes de agosto de 1973 celebraba su segundo aniversario.

sábado, 7 de agosto de 2010

Alba de Tormes 1930. Crónica deportiva

Al parecer, allá por el año 1930 y sus inmediatos, Alba contaba con un equipo de fútbol que a buen seguro participaría en alguna de las competiciones que, a nivel provincial, se disputaban por aquellas fechas.

El equipo se fundó con el enfático y rimbombante nombre de «LOS INVENCIBLES», si bien los primeros resultados hacían flaco honor al mismo. Se perdían todos los partidos que disputaban, el pesimismo era la nota predominante entre sus jugadores, y una desmotivación generalizada ponía en riesgo su continuidad.

Se hacia necesario y urgente tomar alguna medida que pudiera servir de acicate y propiciase algún cambio en aquella delicada situación. Con estas miras se llevó a cabo una reunión para analizar causas y buscar soluciones y en ella se alcanzó un acuerdo unánime.

No..., no se produjo un cambio de entrenador, como ahora suele ser habitual.
No, no..., tampoco se realizó el “fichaje” de ningún otro jugador.
La decisión adoptada fue aún más radical: Se cambió el nombre del equipo.

A partir de aquel momento, y durante aquella/s temporada/s, el equipo de fútbol titular de Alba de Tormes se denominó «EL NOS GANA EL QUE QUIERE F.C.»

Y parece que esta decisión dio los frutos apetecidos. La dinámica del equipo cambió, mejoró sensiblemente su juego y los resultados, que hasta aquel momento se contaban por derrotas, cambiaron de signo. Así lo avala la siguiente reseña periodística del partido disputado en Alba el domingo 2 de noviembre de 1930 que encontré recientemente, mientras rebuscaba entre viejos papeles, y que ha traído a mi memoria esta historia que en su día me contó mi padre y algún otro de los albenses que integraron el plantel de futbolistas de aquel equipo.

ooooOoooo

DEPORTES
LA GACETA REGIONAL
en Alba de Tormes

El “Nos gana el que quiere F.C.” empata, tras de un brillante encuentro, con el equipo de la “Academia del Carmen”.

Expectación

Antes de comenzar el encuentro, el campo presenta un brillante aspecto. Las señoritas de la localidad realzan, con su presencia e incomparable belleza, la animación del encuentro.
Los de la Academia tardan en llegar. Al fin hacen su entrada en el campo, y tras los saludos de rigor, comienza el encuentro.

Entre los numerosos grupos de espectadores vi una representación del Cervantes F.C., derrotado el domingo próximo pasado, por 4-1, por este mismo equipo, reforzado, expresamente, para el encuentro de hoy.

Por la Academia:
Perlines, Coca, Fernando, Barrera, Juanito, Boyero, Partearroyo, Pascual, Jesús, Argimiro, Quirós.
Reserva, Perico
Y por el “Nos gana el que quiere F.C.”, equipo titular de Alba:
Pedro, Ferrero, Martín, Julio, Sanchez, Pepe, Andrés, Pro, Luis, Corredera, Delfín.
Reservas: Simón y Manolo

Primer tiempo

El arbitro pita el comienzo del partido. Eligen los de fuera y corresponde el saque a los de casa. Pone Luis el balón en juego, y pasa a Corredera. Este da, a su vez, un pase a Pro y corta Barrera.

Se suceden varios avances, por ambos lados, sin importancia.
Sigue el juego con gran emoción. Los del “Nos gana el que quiere”, aprietan de veras. Los salmantinos, que vienen reforzados, no pueden ocultar la valía del equipo contrario.

Se tiran varios córners, sin consecuencia. Poco después el árbitro anuncia el final del primer tiempo.

A mediados de este tiempo Pepe resultó lesionado en un encuentro con Barrera. Tiene que retirarse y el “Nos gana el que quiere F.C.” juega con diez jugadores el medio tiempo restante.

Segundo tiempo

No se descansa. Cambian los jugadores de terreno y da comienzo el segundo tiempo. Sacan los de fuera. Los del “Nos gana el que quiere” juegan ahora en contra del aire. Aprietan los de fuera, buscando el gol de desempate. Los albenses se defienden como leones, llevando avances peligrosos por medio de Pro y Corredera hasta la portería contraria. Sigue el juego. La emoción aumenta a medida que el tiempo transcurre. Ambos equipos buscan, tenazmente, el gol de la victoria. Pedro realiza una brillante actuación. Sanchez y Ferrero cortan, con envidiable valor, los numerosos balones que llegan a sus pies.

Penalty

Una mano de Manolo dentro del area, la castiga el árbitro con penalty. Lo tira Juanito, en medio de gran emoción, y el balón, excesivamente colocado, va fuera.

Poco después el árbitro pita el final del encuentro. Ambos equipos abandonan el campo entre gritos de júbilo.

Comentarios
Ha sido justo el empate
Por los de la Academia sobresalieron: Juanito, Fernando, Barrera y Quirós. Y por los de casa: Sanchez, Pedro, Ferrero, Luis, Corredera, y todos en general hicieron un brillante encuentro.

Nos gustó, extraordinariamente, el partido. Más emoción, más brillantez y mejor juego que en el encuentro del domingo próximo pasado.

Los cervantes han recibido una lección. La diferencia de los resultados dicen más que lo que yo pudiera decir: 4-1 0-0

Envío

Sirva esta crónica de saludo para los jugadores salmantinos que han dado muestras de buen comportamiento. Y a los cervantes, los envío un desafío por estas líneas para celebrar un encuentro decisivo con el “Nos gana el que quiere F.C.”

¡Animaos, cervantes! El titulo va a favor vuestro.
Lo demás… ya veremos

El Corresponsal
Alba, 2 de noviembre de 1930.

lunes, 26 de julio de 2010

Cartilla de racionamiento

Nuevamente Miguel Manuel Martín quiere hacer participe a Entre el Tormes y Butarque y a sus seguidores de uno más de los documentos que sobre su tierra (y nuestra) viene atesorando. En este caso se trata de unos cupones recortables, impresos en el reverso de una página ilustrada con la imagen de “Francisco Pizarro. El Conquistador de los Incas” (acorde al fervor imperial de la época), que fueron emitidos en el año 1941 con el objetivo de racionar el abastecimiento de alimentos para la población de Alba de Tormes
Vales” por 100 grs. de lentejas, o 130 de azúcar, o 2 cabezas de ajos, o 150 grs. de guisantes, o 100 de arroz, o 1 cebolla, o 150 grs. de harina, o 100 de sal, o 250 de patatas, o 200 de judías, conforman este documento del que hoy nos ocupamos a titulo de curiosidad.
¡Y nos quejamos de la "crisis" actual!

.............

miércoles, 21 de julio de 2010

«España» y Sánchez Rojas


En nuestro periplo por distintas bibliotecas virtuales tras el rastro de José Sánchez Rojas, localizamos una nueva cabecera de prensa que contó con su firma entre sus páginas.
En esta ocasión se trata de «España: Semanario de la vida nacional», publicación de periodicidad semanal editada en Madrid entre los años 1915 y 1924, con redactores de la categoría de José Ortega Gasset, Pio Baroja, Ramiro de Maeztu, Ramon Pérez de Ayala..., y en la que hemos encontrado diversas colaboraciones del escritor albense fechadas en 1917 y 1919 cuyos originales, digitalizados, ya se encuentran disponibles en la sección que Entre el Tormes y Butarque dedica a su obra.

sábado, 17 de julio de 2010

Alba de Tormes al Día nº 11

Temporada para recordar. Este es el lema de portada del número 11 de Alba de Tormes al Día correspondiente al mes de junio de 2010 y dedicada, en esta ocasión a los magníficos resultados obtenidos por el equipo representativo de nuestra localidad en Primera Nacional A de Futbol Sala. Temporada para recordar la del Solimar Albense, y “temporada” para recordar la de Alba de Tormes al Día, plenamente consolidada como revista de información local y comarcal, tanto en su versión digital como en su edición en “papel”, que alcanza ya, con este ejemplar que hoy presentamos, 11 meses de publicaciones consecutivas, y que recientemente ha sido distinguida con un accésit en la III edición del concurso Emprendedores promovido por la Diputación Provincial de Salamanca.
Recibid ambos, Solimar Albense y Alba de Tormes al Día, la felicitación sincera de Entre el Tormes y Butarque por los logros obtenidos fruto, sin duda, de vuestro buen hacer.

martes, 13 de julio de 2010

El Trece nº 23

Al antiguo castillo-palacio de los duques de Alba dedicaba su portada el número 23 de El Trece que hoy incorporamos a este cuaderno electrónico. En ella se bosqueja uno de los grabados que el pintor romántico Jenaro Pérez Villamil realizó sobre esta edificación cuando ya se encontraba en estado ruinoso tras el deterioro sufrido en los diversos asedios de que fue objeto durante la Guerra de Independencia y, fundamentalmente, después de haber sido “pasto de las llamas” como consecuencia del incendio provocado por Julián Sánchez “El Charro”.
Del contenido de esta edición, publicada en el mes de julio de 1973, destacamos la segunda entrega del artículo “Alba y su historia”, ya iniciado en el número anterior, y que en este realiza un somero recorrido por el devenir histórico de Alba de Tormes entre los años 1.446 y 1812.

sábado, 10 de julio de 2010

El ciego Sabino

Coincidiendo con el aniversario de la capitulación de Ciudad Rodrigo y como modesta contribución de Entre el Tormes y Butarque a la conmemoración del bicentenario del asedio francés a esta localidad que, a diferencia de lo ocurrido el pasado mes de noviembre en Alba de Tormes, ni olvida ni da la espalda a su historia, reproducimos una de las obras premiadas en los Juegos Florales con los que, junto a otros actos, se rememoró en 1910 el primer centenario de los sitios. El ciego Sabino, relato del que hoy nos ocupamos, obtuvo el premio correspondiente al tema VII (Crónica literaria sobre un episodio del sitio de Ciudad Rodrigo) de aquel certamen y su autor fue el escritor y periodista albense José Sánchez Rojas.


___________________________________

EL CIEGO SABINO

Con un libro de historia sobre la mesa de estudio, abierto por un grabado que representaba a Daoiz y Velarde defendiendo el Parque de Madrid, dormitaba yo las horas de mis ensueños, diez años ha, en el colegio de mi niñez. Eran las siete de la tarde y corría el mes de Mayo, ingrato para los estudiantes. Habíamos regresado de paseo los colegiales, con nuestros bonetes cuadrados y nuestras flamantes becas azules. Apretaba el calor y el tiempo apretaba. Y yo repasaba la Historia de España, deteniéndome con deleite en la epopeya de la Independencia.

La ventana de la sala de estudios miraba a la muralla de la ciudad. Aquellos paredones rugosos y viejos daban una impresión castiza de pueblo castellano digno de los juglares de nuestro sabroso Romancero.

Por aquellos días leíase en el refectorio del colegio una historia de Mirobriga; antes, habíamos escuchado la lectura de unas leyendas, y en mi memoria danzaban, confundidos, un obispo resucitado, una bella que resiste los halagos de su rey y desfigura su rostro con aceite hirviendo, unos caballeros que luchaban por su dama en las sombras de la noche y en los ángulos de las esquinas, el eterno motivo shakespeariano de los Montescos y Capuletos, con Julietas que asoman su rostro blanco al pálido claror de la luna y con Romeos que lanzan ante las tapias del jardín azul los eternos ayes de nuestras esperanzas y de nuestros amores.

Y soñando, soñando -¿qué ha de hacer un niño sino soñar?- tuve una visión clara y sintética de la epopeya nacional que antes estudiara. Por primera vez en nuestro pueblo, de sus entrañas surge un grito redentor, que sale de las ciudades, que se desparrama por las aldeas; eco que retumba en los valles, canción que vibra en las montañas, grito de coraje, de esperanza y de amor. No luchan las ideas; no se pelean los hermanos; entonces y solo entonces siente el pueblo que es uno y que es firme. La unión nacional simbolizada en el pendón de Granada, tiene para el pueblo un valor plástico ante el peligro francés. La unión nacional se consolida entonces. Las notas diplomáticas callan cuando habla el pueblo. No pelea el ejército regular, luchan siempre los guerrilleros. Mezclanse clérigos, hampones, mujerucas, escolares, los mozos y los viejos, los desordenados y los modosos, los corregidores y los corchetes. El pueblo es el héroe. No hay episodios sucintos, aislados en la conmoción popular. Son anónimas las glorias y en el corazón del pueblo encienden su llama generosa. Cada uno se siente un trozo vivo, entraña palpitante de la patria única; cada uno defiende sus amores, el beso de la madre, el halago del hijo, el techo de la vivienda, la espiga que dora la campiña y la canción que aprende a la reja de la mujer amada. No es la junta central, no son las cancillerías, ni los generales, ni los obispos ni los letrados, los que declaran la guerra santa: son dos artilleros del Parque de Madrid, son las coplas de los zaragozanos, es el alcalde de Mostoles que en su Concejo lanza una proclama que es reguero de sangre y manantial de cantares. Es el instinto popular, grande en su fiereza, magnifico en su cólera, el que quiere lo suyo: el pan del suelo y el pan del alma, que lo conquista como puede.

Y mientras sueño comienza a ponerse el sol. Las campanas de la catedral caen, lentas, en la calma del crepúsculo. La sombra se adueña de las murallas que veo desde mi ventana. Y pienso en la lucha de la ciudad. También el pueblo es aquí el héroe. Al lado de Perez de Herrasti, están el deán austero, de patriotismo noble y de frase acerada, el gran Aparicio; Lorenza Iglesias, de gesto altivo y de señoril continente, el ciego Sabino, el héroe que sube desde las entrañas del pueblo al trono de la gloria; el fantástico Julián Sánchez, sembrando espanto entre los gabachos con sus lanceros inmortales.

La figura de Sabino… ¿No es esta, amigos míos, una figura genuinamente épica? Si Homero el ciego canta las gestas de los bandos que las caricias de Elena se disputaban, el ciego Sabino las realiza en nuestra casa solariega. Si Milton el ciego canta el Paraíso, el nuestro, el español, el mirobrigense, lo trae a las murallas de la ciudad sagrada, encendiendo su ceguera focos de luz en los patriotas.

La historia del sitio no esta hecha. Son más las tradiciones orales que los documentos escritos los que narran las hazañas de vuestros abuelos, mirobrigenses. No os apesadumbren achaques de tal linaje.

La charla del viejo que os ha referido, en vuestros años mozos, cosas que el oyó en su muchachez, tiene un matiz, un arte, un calor de humanidad que no reproduce nunca el papelote amarillo, el cronicón añejo y la carta familiar de un ascendiente, traspapelada en los sótanos de un desván, donde silba el viento durante las noches invernales. La del ciego Sabino es una tradición oral, y por serlo, es más verdadera que el documento tamizado por el erudito rebuscón. Las murallas, grietosas, comienzan a desconcharse. Los conventos de Santa Clara y San Francisco, el cimborrio de la catedral, oyen el zumbido de la metralla. Hay voces desgarradoras, cuerpos que caen, lamentos, polvo, ruido infernal. Las mujeres llevan agua a los combatientes; Perez de Herrasti no quiere rendirse y despide a los emisarios. El pueblo lucha bravamente y no quiere ser francés.

Y camina un ciego con su perro por la muralla. No se arredra nunca; él está siempre en la vanguardia y no sabe del peligro ni de la vida. Y lleva municiones, dice palabras de piedad a los moribundos, predica a los fuertes y da vigor a los débiles. Tal vez tropieza con un casco de granada; se rehace, y los ladridos del perrillo, que olfatea en el ambiente, dan luz a sus ojos y a su alma coraje.

Y yo digo que no hay figura como esta, ni arrojo como este arrojo. Es el episodio más conmovedor del sitio y de la epopeya toda de nuestra independencia. Ni Agustina con sus cañones, ni Palafox con sus arengas, son comparables al ciego mirobrigense.

Y estas figuras desaparecerán para siempre. No tornaran nunca a los dorados jardines de nuestra niñez. El patriotismo se ha trocado ahora, de arrojo individual, en cifras numéricas y en fuerzas mecánicas; de escaramuza aislada, en achaque cerebral. Mas nuestra España formará su alma del recuerdo de las viejas gestas, y el ciego de Ciudad Rodrigo puso una nota de ternura en la bandera y en el alma de la patria. Alma plebeya, anónima, juglar de nuestro espíritu, el ciego Sabino abrirá camino de luz a nuestros hijos. Leguemos a estos la historia dorada que de nuestros padres heredamos nosotros. Una historia fuerte, viril, austera, de leones que rugen y de águilas que tienen cortadas las alas; historia a la que puso el ciego Sabino un momento de gracia y de melancolía.

José Sánchez Rojas

lunes, 5 de julio de 2010

L'Aceña nº 37



Una vez más, en el momento incorporar a nuestra sección dedicada a la prensa albense un nuevo ejemplar de la revista L’Aceña, recurrimos a destacar alguna de las ideas o frases más significativas que encontramos en su lectura. Tal es el caso de este número 37 del que extractamos una parte de su editorial desde el que “a vueltas con el turismo albense” se plantean determinados interrogantes que deberían hacer reflexionar a nuestros responsables municipales en esta materia:
«…
Las cantinelas con las promociones turísticas no nos pueden engañar durante más tiempo: ¿Sirven las ferias Fitur e Intur para algo? ¿Si son provechosas porqué no se ha ido este año entonces? ¿Si no lo son porqué se fue en años anteriores? La crisis no puede ser disculpa cuando algo es productivo, porque si se invierte en ofertas que repercuten positivamente en Alba, ahora es cuando más hay que hacerlo. Se mire como se mire aquí no cabe disculpa
.
…»

jueves, 1 de julio de 2010

La imagen del mes

Bajo este epígrafe inicia su andadura una nueva sección con la que se pretende ofrecer, con un intervalo mensual, una imagen que resulte de interés para cuantos visitan Entre el Tormes y Butarque.
Esta imagen, que se publicará en coincidencia con los primeros días de cada mes, dispone de una replica en miniatura, alojada en la barra lateral, que permite enlazar con la publicación original, y con anteriores de la misma serie, cuando estas ya no estén visibles en la pagina principal.

Espero que resulte de vuestro agrado.

____________________________________________


Ruinas del castillo-palacio de Alba de Tormes
Primera mitad del siglo XIX
Jenaro Pérez Villaamil

miércoles, 23 de junio de 2010

Recuerdos y Bellezas de Alba de Tormes

He aquí las causas que nos impulsan a nuestra publicación, el amor a Alba, a las artes y a la Religión heredada de nuestros padres, refiriendo a venideras generaciones lo que aun en lastimoso estado presenciamos de un pasado más floreciente, a la vez que invitar al turista a visitar nuestras bellezas, que pasan desconocidas para la generalidad de los visitantes, que apenas terminan de ver las reliquias de Santa Teresa, emprenden su viaje de regreso, ignorando que en Alba hay algo más que admirar.
Con esta declaración de intenciones, y el objetivo manifiesto de conmemorar el III Centenario de la Canonización de Santa Teresa de Jesús, la editorial sevillana Vda. de L. Izquierdo publicaba en el año 1922 una pequeña obra descriptiva de nuestra localidad: Recuerdos y Bellezas de Alba de Tormes escrita por Tomás Rodríguez Rubio y profusamente ilustrada por Constantino Gómez Gutiérrez. Recientemente la Biblioteca Digital de Castilla y León ha procedido a su digitalización y tras ligeras adaptaciones de formato Entre el Tormes y Butarque la incorpora hoy a los fondos documentales que componen su Biblioteca.