lunes, 1 de marzo de 2010

Cornezuelo nº 1

«A modo de saludo.
Ponemos en vuestras manos el primer número de una Revista que pretendemos haceros llegar periódicamente, y que tiene su origen en la cosecha recogida en las tertulias que un grupo de amigos viene celebrando desde hace un año todos los fines de semana.
No pretendemos hacer un periódico al uso. Nuestros fines son más ambiciosos: Actividades culturales de todo orden. Lisa y llanamente, música, cine forum, teatro, recitales poéticos y todo aquello que sirva para elevar, en lo posible, el nivel cultural de Alba y sus pueblos y que ayude, al mismo tiempo, al establecimiento de vínculos perdurables de amistad y cooperación.
Para la consecución de estos fines contamos con vosotros, queridos lectores. Somos conscientes de que sin vuestra ayuda, sin vuestro aliento, todo este bagaje de ilusiones sería flor de un día, una andadura tan efímera como la de “la ingrávida, la leve mariposa, que nace, vive y muere en primavera”, que dijo nuestro poeta.
No se nos oculta que en el camino encontraremos alguna espina de incomprensión. Pero no nos desviaremos de la senda trazada. Vamos a caminar sin vanidad, sin alharacas, sin protagonismos. Con humildad, poniendo todo nuestro entusiasmo para romper las barreras que se interpongan entre los hombres de voluntad de “esta tierra de Alba tan nombrada”.»


Con este editorial, firmado por José Sánchez Rueda, hacía su presentación en sociedad, en la primavera de 1989, una nueva publicación albense: CORNEZUELO, revista editada por la Asociación Cultural “Sánchez Rojas" que, con una periodicidad anual, animaría la vida cultural de Alba de Tormes entre los años 1989 y 1996.

Transcurridos 21 años del inicio de su andadura, incorporamos Cornezuelo a nuestra hemeroteca e iniciamos su reedición digital con este número 1 que hoy presentamos y que inicia una serie de 9 que en meses sucesivos pondremos a disposición de cuantos nos visiten.

4 comentarios:

  1. Chapeau Gerardo.
    Me parece importantísimo el trabajo que vienes realizando en la recuperación de documentos de nuestro pasado. Alguien debería pensar en reconocer tu labor en pro de la cultura albense

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena, Gerardo. Los que conocimos la última revista del Cornezuelo, asi tendremos la oportunidad de verlas y leerlas todas. Un saludo y lo dicho enhorabuena por lo que haces

    ResponderEliminar
  3. Gracias me parece un muy buen trabajo. Tu blog esta muy bien, lo que desmerece es el foro politico porque de verdad piensas que 400 o 600 personas responden en el foro de politica y tan solo dos o tres opinan y te dan las gracias de lo que de verdad merece la pena del blog?. Para mi es politica barata de la oposición ese foro le mueven entre cuatro personas con farsas y mentiras incluso alabandote porque gracias a ti se pueden expresar libremente, cosa que yo discrepo porque mi comentario del dia 12 de marzo a las 13,30 ayer estaba y hoy ya no esta. En fin........

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Anónimo, por participar y por tu sincera opinión; sin embargo no alcanzo a comprender tu afirmación sobre la eliminación de uno de tus comentarios. He revisado la totalidad de los de esa fecha y a la hora que indicas no hay ninguno, ni formulado ni eliminado. Es más, de los 41 comentarios del día 12/03/10 únicamente se ha eliminado 1, que por su contenido creo que corresponde a una persona con tendencia contraria a la tuya.
    Por otro lado, tras tu intervención parece necesario aclarar que en ningún caso, en ninguno, se ha censurado, ni tampoco se censurará, comentario alguno en base al posicionamiento político de su autor. Si se han suprimido, y me temo que continuarán suprimiéndose, por contener desconsideraciones o descalificaciones personales, o por hacer alusión a personas que nada tienen que ver con el tema de debate.
    Gracias de nuevo por tu opinión y lamento no poder aclarar la eliminación del comentario que indicas dado que, repito, en esa fecha y hora no se subió ninguno, por lo que difícilmente pudo ser eliminado.

    ResponderEliminar

Las opiniones aquí reflejadas corresponden a los comentaristas y no representan, necesariamente, las del autor de Entre el Tormes y Butarque, quien se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, bien por utilizar un lenguaje indecoroso, emplear descalificaciones personales, ser repetitivos o introducir argumentos al margen del tema de debate.

En caso de que no desee revelar su verdadera identidad se sugiere que utilice un alias o nombre ficticio, lo que agilizará el debate y permitirá identificar claramente la autoria de las opiniones que quieran ser rebatidas o corroboradas por otros comentaristas.