sábado, 29 de enero de 2011

El Espolón nº 86

Homenaje a Cipriano Recio

Puntual a su cita con el mes de enero, tal y como ha venido haciendo en los últimos 20 años, llega hasta nosotros una nueva edición de "El Espolón".
Se trata, en esta ocasión, de un número extraordinario: el 86, desde el que paisanos, amigos y familiares pretenden rendir un póstumo homenaje a Cipriano Recio, quien con la publicación de los 85 anteriores no solo nos ha hecho participes de sus recuerdos, semblanzas y vivencias, sino que nos ha legado un admirable ejemplo de sencillez, y tenacidad.
Entre el Tormes y Butarque se une a este homenaje al tiempo que incorpora a su hemeroteca digital este “ultimo Boletín" con el que cierra la colección de esta publicación que, sin duda, ya constituye una entrañable pagina de la cultura albense.

3 comentarios:

  1. Sencillo y emotivo el homenaje. Muy bueno el diseño, maquetación y organización de Nacho Cotobal. Se merece la placa que le ha entregado Maritina. La poesía de Pepita Robles muy buena y el trabajo de Chuchi Jeromito.
    Así se deben hacer las cosas en Alba de Tormes. Los dos partidos unidos homenajeando a un señor como Cipriano Recio. A ver si desde junio del 2011 trabajan codo a codo por el bien de Alba de Tormes y no por sus intereses particulares. Se notaron ausencias destacables de algunos que bien le utilizaron a Cipriano y a la hora de la verdad no estuvieron presentes, pero bueno e sotra cosa. Que sigas escribiendo desde el cielo, Cipriano.

    ResponderEliminar
  2. Todo ha salido muy bien. Cipriano bien se lo merecía. Él supo estar por encima de tantos dimes y diretes, y encontró su camino en la acción, y en el trabajo bien hecho.
    Era un hombre grande.
    Sobran los puntazos malintencionados del comentarista anterior, este no es el lugar para hacer campaña política. Para ese tipo de comentarios ya existen otros lugares en este blog.
    Respetemos la memoria de Cipriano por favor.

    ResponderEliminar
  3. Cronista del devenir cotidiano,
    émulo de azorines y barojas,
    alumno de Galdós, de Sánchez Rojas,
    amanuense con alma de artesano.

    La pluma en ristre y con lenguaje llano
    perfilas “El Espolón”, unas hojas
    límpidas de polvo y de paradojas,
    pues gustas de un estilo más cercano.

    Te fuiste, Cipriano, con viento recio
    y será difícil seguir tus huellas,
    que lo honesto pronto lo ignora el necio.

    Aquí seguiremos con mil querellas
    pero ahora quiero mostrarte mi aprecio,
    caballero andante por las estrellas.

    ResponderEliminar

Las opiniones aquí reflejadas corresponden a los comentaristas y no representan, necesariamente, las del autor de Entre el Tormes y Butarque, quien se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, bien por utilizar un lenguaje indecoroso, emplear descalificaciones personales, ser repetitivos o introducir argumentos al margen del tema de debate.

En caso de que no desee revelar su verdadera identidad se sugiere que utilice un alias o nombre ficticio, lo que agilizará el debate y permitirá identificar claramente la autoria de las opiniones que quieran ser rebatidas o corroboradas por otros comentaristas.