viernes, 22 de febrero de 2013

3 de julio de 1937: Bombardeo de Alba de Tormes

El contexto histórico, en mayor o menor medida, y con algunos matices, es por todos conocido.
Desde los primeros días de la rebelión militar, la provincia de Salamanca queda encuadrada geográfica, y también ideológicamente, en la zona sublevada1 y en su capital se establece la sede del Cuartel General de Franco quien tras haber sido nombrado Generalísimo de los Ejércitos y Jefe del Gobierno del Estado por la Junta de Defensa Nacional de España, se ha autoproclamado Jefe del Estado asumiendo de esta manera el poder absoluto y permanente de la mal llamada zona nacional2. Es pues Salamanca centro de intrigas políticas y de decisiones militares y, aunque alejada del frente, objetivo de la aviación republicana3.

Alba de Tormes - Plaza de las Madres - 18 de octubre de 1936
En Alba, entre tanto, la vida discurre con la rutina propia de una localidad de retaguardia: el somatén patrulla por la vía del tren o monta guardias esporádicas en el campanario de la torre de Santiago, algunas voluntarias atienden a los soldados heridos que convalecen en el Hospital de Santiago y San Marcos y la población se afana en sus tareas diarias y se concentra a la puerta de los pocos domicilios que disponen de aparato de radio para escuchar el parte de guerra y conocer así la evolución de la contienda y las noticias de los distintos frentes en los que se encuentran movilizados, o alistados voluntariamente, la mayoría de los jóvenes albenses.

Esta relativa tranquilidad se verá truncada en la madrugada del sábado 3 de julio de 1937 por una escuadrilla de aviones republicanos que ha visto como el fuego de las baterías antiaéreas frustraba su intento de bombardear la ciudad de Salamanca.

Son las seis de la mañana. La escuadrilla alcanza la vertical de Alba de Tormes y sus tres bombarderos dejan caer 16 proyectiles que explosionan en diversos puntos de la localidad: calle de Santa Maria, Cuesta del Duque, calle Colón, casa parroquial, proximidades del Hospital, huerta del convento de las Benedictinas… Inmediatamente después, tres cazas descienden en picado sobre el caserío y lo ametrallan.

La acción apenas si ha durado un minuto. Los aviones emprenden el  regreso a su base. Atrás quedan 5 victimas mortales, un número indeterminado de heridos, 8 edificios destruidos y el miedo a nuevos bombardeos que perdurará entre las gentes de Alba hasta que finalice la guerra.


Alba de Tormes - Plaza Mayor - 18 de octubre de 1936

La información sobre el bombardeo es recogida de inmediato por la prensa nacional de la que reproducimos alguna de las reseñas que hemos localizado.
Menor, sin duda, será su repercusión en la prensa republicana –en la que no hemos encontrado ninguna publicación que se haga eco de la noticia- posiblemente debido a que su difusión supondría un reconocimiento implícito del fracaso en su intento de bombardear Salamanca

___________________________________________________
1 En Salamanca las fuerzas sublevadas declaran el estado de guerra el 19 de julio de 1936 y en pocos días se hacen con el control de capital y provincia sin  más oposición una débil resistencia en Béjar y Ciudad Rodrigo.

2 El 28 de septiembre de 1936 se reunió en el Campo del Hospicio de la finca de San Fernando (Matilla de los Caños), la Junta de Defensa Nacional, eligiendo al general  Francisco Franco como Generalísimo de los ejércitos nacionales y Jefe del Gobierno del Estado, dejando abierta la posibilidad de una restauración monárquica, o incluso republicana, al finalizar la guerra.

3 La ciudad de Salamanca fue bombardeada el 18 de diciembre de 1936 (Barrio del Puente Ladrillo) y el 21 de enero de 1938 (Calle Concejo y alrededores).



          

          





11 comentarios:

  1. Y venga militarismo y belicismo,mira mira como demostró el anticlericalismo la aviación republicana, primero bombardea el convento y despues lo ametralla por si hubiese quedado alguna monja viva, pero no solo eso, una localidad como Alba de Tormes en la que existia gran cantidad de inmuebles con gran valor historico también era una golosina para las bombas rojas, aunque lo que son las ironias de la vida, años después alguien aprovechando la ausencia de su padre consigue derribar la Casa de Lope de Vega, eso si sin bombas y sin pensar que el ruido de ese hecho hizo más ruido que todas las bombas juntas.

    ResponderEliminar
  2. Ya descubriste tu cuerpo de lobo debajo de la piel de cordero con que lo enmascaras.
    Así eres y así sois. Os preocupan más los daños a los edificios que los daños a las personas. Os parece más grave el posible atentado contra las monjas, que parece que salieron ilesas, que sobre el resto de la población.
    Ya se os ve y ya se os conoce.

    ResponderEliminar
  3. Vaya vaya. Demuestras tener un conocimiento muy limitadito y simplón de la reciente historia de España; tu fanatismo partidista en el que parece que te mueves tan a gusto te impide hacer una reflexión seria de la realidad. Ni la guerra la comenzaron los rojos ni la casa era de Lope. Si te empeñas en seguir viviendo en la mentira y en la ignorancia allá tú.

    ResponderEliminar
  4. No seáis crueles, dejadle con su obsesión enfermiza. No os habéis enterado todavía que él hace "una simulación en diferido es decir en difir pa que le lleguen regularmente los sobres"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad es verdad, pertenece al Partido Por los sobres. Sigue la misma táctica que Rajoy: mentir y mentir para que a for de repetirlo parezca verdad.

      Eliminar
    2. Pues yo creia que ese "el" no era el de los sobres sinó el de los "eres" de "filesa" de la "gasolinera" vamos quiero decir que de los sobres no pero de las maletas y baules si.

      Eliminar
    3. Eres un mentiroso compulsivo al igual que Rajoy, Cospedal y demas caterva, no has oido a la secretaria general reconocer que hasta diciembre han tenido como asalariado al de "los sobres" despues de haber jurado y perjurado que no sabían de él desde el 2009 unos y otros desde 2010. MEN T I R O S O S S S ..........

      Eliminar
  5. ¿Como? ¿Como? ¿Que Franco se nombro a si mismo Jefe del Estado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Para que queria más¡¡ asi funciona la distadura

      Eliminar
  6. PERO HOMBRE, HACER LOS COMENTARIOS OPORTUNOS QUE DESEIS, PERO SIN TANTA ACRITUD. Desde que existe este foro siempre aparecen como dos bandos. Eso ya es increible;comentar lo que sea, sin poneros cada uno en una "orilla".
    Esta muy bien aportar opiniones diferentes,pero sin que rezume odio hacia el otro que opina o ha opinado algo distinto.
    VAMOS, DIGO YO, sin ánimo de ofender a nadie,únicamente con el animo de que el foro y su diálogo sea mas agradable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no estoy de acuerdo en que aparecen como dos bandos, aparece solo uno, pues los comeentarios del otro a pesar de hacerse no se les deja aparecer.,

      Eliminar

Las opiniones aquí reflejadas corresponden a los comentaristas y no representan, necesariamente, las del autor de Entre el Tormes y Butarque, quien se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, bien por utilizar un lenguaje indecoroso, emplear descalificaciones personales, ser repetitivos o introducir argumentos al margen del tema de debate.

En caso de que no desee revelar su verdadera identidad se sugiere que utilice un alias o nombre ficticio, lo que agilizará el debate y permitirá identificar claramente la autoria de las opiniones que quieran ser rebatidas o corroboradas por otros comentaristas.