sábado, 31 de diciembre de 2016

85 aniversario de la muerte de Sánchez Rojas

En la muerte del oscense José Sánchez Rojas

A Ramón J. Sender, autor de «El Verbo se hizo sexo».

Ha fallecido en Salamanca, su tierra, el escritor José Sánchez Rojas.
Cuando Sánchez Rojas, en tiempos de Primo de Rivera, llegó a Huesca como desterrado, yo escribí unas cuartillas de bienvenida, cuartillas que la censura no permitió se publicaran en estas columnas de El Diario de Huesca.
Ahora que Sánchez Rojas se va definitivamente de Huesca –Sánchez Rojas tenía que morir para dejar de llamarse vecino de Huesca– voy a dedicarle otras cuartillas.
 Imagen procedente de "Crónica
de un cronista" de Julián Moreiro
Habrá pocas personas que después de una relativamente corta estancia en una ciudad, guarde un recuerdo tan hondo, tan cordial, tan comprensivo y de fino matiz como Sánchez Rojas guardaba de la nuestra.
Encontrar un oscenses, era una fiesta para él. Con aquellos ojos desorbitados, con aquellas palabras atropelladas, con aquellos ademanes destartalados, aquel bohemio en cuarto grado preguntaba por todo y por todos, contaba anécdotas, hacía juicios, recitaba versos alusivos a las lindas muchachas de Huesca, de las que estaba enamorado y a las que no pudiéndolas hacer sus novias –con aquellos ojos y aquellas palabras y aquellos ademanes y aquella su bohemia en último grado– las hizo graciosamente sus sobrinas…
A su gran pasión de poeta por los grandes héroes y los grandes místicos castellanos, había sumado, como un niño oscense más –Sánchez Rojas era un niño grande– el sonsonete de nuestros danzantes; el redoble monótono de nuestros romanos. El silbido de la flauta que acompaña al paso de la cena –flauta de encantador de serpientes– tenía encantado a Sánchez Rojas.
Sánchez Rojas, enamorado de Santa Teresa, al entrar en el otro mundo –sin ojos ya y sin palabras y sin gestos y sin bohemia– habrá sido recibido cordialmente por su Santa Favorita, que también en el otro mundo habrá tornado ya su sexo en Verbo, amigo Sender.

Ramón Acín

jueves, 29 de diciembre de 2016

Torre de San Pedro

Ya nos ocupamos de ello en noviembre del pasado año, cuando acercábamos a estas páginas las representaciones, a pequeña escala, del castillo-palacio de los duques de Alba y de su torre de la Armería. Hoy Aniano Sánchez vuelve a protagonizar nuestra sección de curiosidades con otra de sus miniaturas que, en este caso, remeda la actual torre de la iglesia de San Pedro, a la que seguirá, según nos comenta, algún otro edificio emblemático de nuestra localidad en cuya reproducción ya se encuentra embarcado.

                

__________________________________________________________________________


      


lunes, 26 de diciembre de 2016

Sol entre nieblas: Nueva antología de J. Sánchez Rojas

A la producción literaria de José Sánchez Rojas dedica la Biblioteca de Temas Albenses el cuarto de los volumenes que publica –Sol entre nieblas– donde se compilan medio centenar de artículos, buena parte de ellos relacionados con nuestra localidad, nacidos de la pluma y el magín del escritor albense.
La presentación de este nuevo libro tendrá lugar en el Teatro de la Villa las 8 de la tarde del próximo jueves, 29 de diciembre, y a su finalización el grupo “Al Alba” pondrá en escena una breve y muy interesante obra de teatro compuesta por Julian Moreiro –Un eco lejano– en la que se evoca la figura de Sánchez Rojas y, utilizando sus propios textos, se sugieren algunos pasajes de su biografía y se bosquejan diferentes aspectos de su personalidad.




Entrevista en Radio Salamanca: Del minuto 3 al 17

Última actualización: 28-12-2016 (14:55 horas)

lunes, 12 de diciembre de 2016

Programa de fiestas 2001

Cambiaba el siglo, pero no cambiaban nuestras celebraciones patronales, ni tampoco lo hacia el libro que las anunciaba que en este mes de octubre de 2001, que ahora recordamos, mantenían –aquellas y este– un formato similar a l@s precedentes, con algunas variaciones, lógicas por otra parte, en cuanto a actividades programadas y en lo referente  a colaboraciones literarias y documentales, aunque siempre contagiad@s –las unas y el otro– por mismo espíritu festivo.


lunes, 28 de noviembre de 2016

Transparencia municipal

Por fin parece que nuestro Ayuntamiento se aplica en temas de transparencia municipal y, tras unos años de “raquíticos” resultados en los que ni siquiera nos acercábamos al “aprobado” (19 puntos en el año 2012, 18 en 2013, 20 en 2014 y 18 en 2015), actualmente, en este 2016, se pone a la cabeza de las corporaciones salmantinas y alcanza (junto a otros nueve ayuntamientos) una calificación de 53 puntos, la máxima que otorga REGTSA a través de su Portal de transparencia. 
Confiamos en que esta notable mejoría no sea algo transitorio y se mantenga en años venideros, y, ya de puestos, esperamos también que estos niveles de transparencia se alcancen desde principios de año.

                      

lunes, 21 de noviembre de 2016

Teresa de Jesús de la A a la Z

La Biblioteca de Temas Albenses, en colaboración con Entre el Tormes y Butarque, nos ofrece la edición digital del segundo de sus volúmenes: Teresa de Jesús de la A a la Z.
Se trata de una obra coral, coordinada por Jesús Mª García, con textos de Manuel Cojo, Jesús Mª Corredera, José Ignacio Cotobal, Paloma de la Cruz, Manuel Diego, Gonzalo Escamilla, Jesús Mª García,  Ángel González, Florentino Gutiérrez, Roberto Jiménez, Nicolás Miñambres, Julián Moreiro , José Sánchez Figueras, Ascensión Sánchez, José Sánchez Rojas, José Sánchez Rueda, Miguel Ángel Sánchez, Lázaro Sastre, Lauren Sevillano, Francisco M. Tejedor y Mª Jesús Villar, y fotografías de Francisco Cañizal, Luis García, Delfín Pérez y Rubén Vicente.
Este libro fue publicado en octubre de 2015, año en el que se conmemoraba quinto centenario del nacimiento de santa Teresa, y desde hoy se encuentra disponible en la sección que dedicamos a la B.T.A.



martes, 15 de noviembre de 2016

Nueva semblanza en "Aquellos albenses de entonces"

PATROCINIO RUEDA SARDINA (1870 – 1945)

El señor Patro Rueda, junto a otro señor Patro, “El de la luz”, fue muy popular en Alba. Fue mi abuelo materno. El único abuelo que conocí. En mi opinión fue un bohemio con ribetes de romanticismo. Tuvo varios oficios: Sastre, conserje del Casino, interventor del Banco del Oeste de España, siendo director Don Francisco Sánchez Bordona, recaudador del impuesto sobre el consumo, empresario taurino, y un buen “escribiente” en el Registro de la Propiedad. –“Aquí hay muchos escritos de tu abuelo”– me dijo el señor Canete, Oficial Mayor de dicha oficina.
Fue gran aficionado a los toros, y amigo del vizconde de Garcigrande, que tuvo una ganadería de bravo, y de don Emilio Clavijo, dueño de otra ganadería de toros bravos, los cuales pastaban en su finca de Revilla, cercana a Martinamor, el pueblo que vio nacer en una feria de Alba al cantante Farina, y a Encinas de Arriba.
De él aprendí muchas cosas, y todas buenas. Recuerdo un consejo que no he olvidado: “No vayas nunca a la calle sin llevar al menos un duro en el bolsillo”. Tampoco olvidaré el siguiente refrán que oí de él: “Desde los tiempos de Adán, unos calientan el horno y otros se comen el pan”.
Todos los años nos regalaba a mi hermana Mary Paz y a mí un corderillo al que llevábamos a pasear hasta la Fuente del Santo, un manantial, hoy dentro de una finca particular, sito en el viejo camino de Amatos.
Todos los años, también, me llevaba, en la feria de Salamanca, a una de las cuatro corridas que se celebraban: Los días 12, 13, 14 y 21. Ese día sorteaban un “toro de oro” o 5.000 pesetas, a elegir. Un año le tocó a un albense, cuyo nombre no doy porque no me acuerdo. Si del apodo con que se conocía a toda la familia, no sea que les pareciera mal.
También me llevaba al “Empastre” y al Desenjaule de los toros que se iban a lidiar. Eso tenía lugar el ocho de septiembre, día –que si no recuerdo mal– comienza la feria de Salamanca.
Con mucha frecuencia nos llevaba a mi hermana y a mí a dar un paseo hasta una huerta que compró a un tal Pepe el Cabrero, sita entre una propiedad de la familia Perlines y otra que fuera propiedad del médico don Luis Acevedo. Mi hermana llevaba una cestita de mimbre de color rojo en donde guardaba las moras que íbamos recogiendo.
Antes he dicho que era mi abuelo muy aficionado a los toros y que me llevaba con él a una corrida. También me parece recordar, en una nebulosa, que me llevó alguna vez a presenciar los tentaderos en Revilla.
En mi poder tengo el programa de una corrida celebrada en Alba el 22 de octubre de 1932 en cuyo reverso dejó escrito, de su puño y letra, lo siguiente: “Primera corrida que presenció mi nieto José Sánchez Rueda. Alba 1932. A los dos años de edad.
Era poseedor de una biblioteca no muy extensa en cantidad, pero si en calidad. Allí leí, siendo aún un niño “Nuestra Señora de París”, “Los miserables”, “El conde de Montecristo”, “Los tres mosqueteros”, “Rocambole”, “Raflles el elegante”, “Del sentimiento trágico de la vida”, “Recuerdos de niñez y mocedad” (Unamuno), “Tratado de la perfecta casada” , “Los galeotes”, “Don Juan Tenorio”, y alguna de las obras de José Sánchez Rojas, amigo de mi familia.
Fue mi abuelo un hombre de buen carácter, con un dejo de tristeza. No me extrañaba. Su único hijo varón, Antonio, murió en la Batalla del Jarama en febrero de 1937. Conservo la medalla que se entregaba a los familiares del fallecido, en cuyo reverso está grabada la fecha del fallecimiento. En el anverso hay dibujada una torre rodeada con esta inscripción: “Sufrimiento por la Patria”.
Ahora vamos con una anécdota. Fue en los tiempos en que llevaba en arrendamiento el impuesto de consumos. Para vigilar por la noche solía darse un paseo por las afueras de Alba. Una noche, paseando cerca del cementerio, comenzó a llover. Para resguardarse de la lluvia se refugió en la puerta, que entonces era de madera. Encendió un cigarrillo y esperó a que cesara la lluvia. De repente sintió que daban unos golpes que procedían de dentro del cementerio. Mi abuelo, que de miedoso no tenía nada, acabó el cigarro y se fue a casa. A la mañana siguiente preguntó al sepulturero la causa de aquellos golpes. Era de una cabra que por la noche soltaba en el camposanto. ¿No te dio miedo? – le dije. Y él me contesto: “A los muertos no hay que temerlos, es a los vivos a quien hay que temer”.
Mi abuelo murió en marzo de 1945, después de una larga enfermedad que le dejó las piernas inmóviles y que le producía fuertes dolores. Mi madre, todo abnegación, le atendió con entereza. Fue una época difícil. Entonces no se llevaban, como ahora, las sillas de ruedas y era grande el esfuerzo de ella para llevarlo de la cama a una mesa camilla donde pasaba las horas. ¡Dicen del sexo débil! De eso nada. Las mujeres tienen un espíritu de sacrificio del que carecemos los hombres. ¡Si nosotros tuviéramos que dar a luz, el mundo se quedaría vacío! Él llevó la enfermedad con resignación. A veces se ponía a canturrear alguna canción, siendo una de sus preferidas aquel famoso tango de Carlos Gardel que empezaba así. “Todo está en silenció, la noche está en calma, el músculo duerme, la ambición descansa”.
Todo cuanto estoy diciendo ocurrió en aquellos años confusos de la Guerra Civil y postguerra, en que vivir tranquilo era difícil: Hambre, cartillas de racionamiento… En mi familia fuimos tirando gracias a mi padre, a quien no le faltaba trabajo en su carpintería, pero hubo gente que las pasó canutas. Acabada la guerra “incivil” –dijo Unamuno– empezó la Segunda Guerra Mundial por culpa de aquel loco llamado Hitler, y las cosas siguieron poco bien.
Un día que hablábamos de la guerra, le leí unos versos que venían en los libros de bachillerato. No recuerdo al autor, si a los versos:


“Con esta ametralladora,
dice el sabio Sisebuto,
mil disparos por minuto
y sesenta mil por hora.
¿Qué gloria será la mía
si esta máquina potente
llega a matar buenamente
un millón de horas al día?
Proclamarán su bondad
en las más remotas tierras
y así acabarán las guerras
y también la humanidad”
Mi abuelo asintió.

Y esto es todo. Con este trabajo añado una semblanza más a “Aquellos albenses de entonces”.

José Sánchez Rueda
Almería, Octubre de 2016

___________________________________________
Desde hoy actualizamos, con esta nueva semblanza, el libro de este mismo autor alojado en nuestra Biblioteca digital.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Ya estamos en Instagram

Hasta hoy podías encontrarnos, además de en Blogger, en Facebook, Google+, Twitter y YouTube. A partir de ahora, también podrás hacerlo en Instagram, una red social especializada en fotografía a la que, de forma paulatina, iremos incorporando las imágenes compartidas en nuestra página.

   
                            
(Haz clic sobre el icono de la red social a la que nos quieras agregar)

jueves, 10 de noviembre de 2016

Defensa de Alba de Tormes

El mariscal Soult frente a Alba

Grabado que ilustra el capítulo 110 –Alba de Tormes y Huebra– del libro British Battles on Land and Sea [Batallas británicas en tierra y mar] de James Grant (Cassell & company, limited, London, Paris, New York & Melbourne) en el que se describe, de forma somera, el paso por Alba de las tropas aliadas, perseguidas por el ejército francés, en su retirada desde Burgos a Portugal en el mes de noviembre de 1812
Resulta curioso que las dos acciones bélicas más notables desarrolladas en Alba tuvieran lugar en el mes de noviembre: La batalla de Alba (28 de noviembre de 1809) y la defensa del castillo y del puente de Alba (Del 10 al 25 de noviembre de 1812). A su recuerdo dedicamos, con este grabado, nuestra imagen del mes en este noviembre de 2016. 

Enlaces relacionados:

     Diario de la defensa y evacuación del castillo de Alba:

viernes, 4 de noviembre de 2016

Julián Moreiro: El hombre cordial.

El pasado 27 de octubre se desarrolló un acto de recuerdo y homenaje a Julián Moreiro en el IES madrileño Ciudad de los Poetas, último de los centros educativos en los ejerció como profesor de lengua y literatura. En el transcurso del mismo se le dedicó la biblioteca del centro y también se presentó el libro Julian Moreiro: El hombre cordial, una publicación no venal –de la que ya se prepara una segunda edición– costeada y elaborada por amigos, compañeros y discípulos de Julián llena de entrañables recuerdos y de algunos de sus textos, como este que transcribimos que escribió con motivo de su jubilación. 

Elogio del oficio de enseñar. 
Cuando empecé a dar clase, Franco todavía no se había muerto, que ya eran ganas de fastidiar. Fue en un colegio semiclandestino de Vallecas, regido por dos enigmáticos personajes que debían de pertenecer a alguna secta y por un conserje mucho menos subrepticio que aún llevaba en la frente la huella del tricornio. No sé muy bien qué hice, cómo sobreviví al miedo escénico y qué diablos pude enseñar a aquellos vociferantes zangolotinos de octavo de EGB. Yo no había llegado a la enseñanza por vocación, aunque tampoco recuerdo que lo hiciera por descarte o por despecho; no sé, a lo mejor lo hice porque, como dijo George Bernard Shaw, «el que sabe hacer una cosa, la hace; el que no sabe, la enseña». El caso es que muy pronto me noté en mi medio natural, como si hubiera nacido para esto. Hoy estoy seguro de que, de no haber sido profesor, solo hubiera sido un cantamañanas que sabía hacer cosas.
En mi despedida, quiero afirmar algo que he dicho otras veces, una de las pocas certezas que he adquirido con los años: este es el mejor oficio que existe. Y no por aquellas tres famosas razones que esgrimían los cínicos: julio, agosto y septiembre.
No. Yo creo que este es un oficio inestimable porque las relaciones laborales han sido siempre en él menos importantes que las relaciones afectivas. Porque la experiencia mágica de notar cómo de pronto, en una clase, un martes cualquiera, se establece una comunión absoluta con los alumnos, es difícilmente igualable (aunque esporádica: no se puede ser sublime sin interrupción, diga lo que quiera Baudelaire). Porque tratar siempre con personas que tienen la misma edad mientras uno va atravesando las crisis que trae cada nueva decena es lo más parecido que puede vivirse a la ilusión de la inmortalidad. Porque ver crecer a niños que aprenden menos de lo que desearíamos pero mucho más de lo que solemos creer y de lo que alcanzamos a comprobar es un espectáculo maravilloso, como todos los que ofrece la Naturaleza. Porque, como dijo no sé quién, enseñar es aprender dos veces. Porque, en un mundo tan sobrado de individuos hoscos, insatisfechos y desabridos, tratar a diario con adolescentes que siempre parecen felices es una suerte. Y en fin, porque compartir intereses con todos los compañeros de trabajo, afinidades con muchos y cierta intimidad con algunos es un privilegio que ninguna orden de principio de curso puede arrebatarnos.
Ahora que corren malos tiempos sigo pensando lo mismo, a despecho de reformas ominosas, de instrucciones furtivas y de autoridades maleducadas, malencaradas y malintencionadas. Como ya tengo pie y medio fuera, puedo decirlo sin pudor: somos gente importante y no podemos tolerarnos el desaliento. Este oficio, a prueba de ocurrencias y descarríos legales, trasciende nuestra propia circunstancia; lo dijo Henry Brooks Adams, un intelectual americano que vivió entre el siglo XIX y el XX: «Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia». Ya dije antes que somos un poco inmortales…
Hasta siempre. Salud y Escuela Pública.
28/6/2013

Última actualización: 08-11-2016

jueves, 3 de noviembre de 2016

Paso a paso, foto a foto


El pasado 21 de octubre tuvo lugar el acto de entrega de premios correspondientes al I concurso de fotografía Ruta Teresiana convocado por la asociación De la Cuna al Sepulcro.
En el concurso participaron un total 58 fotografía, presentadas desde distintos puntos de España, y de ellas resultaron galardonadas las siguientes:
  • 1º Premio: Paso a paso, foto a foto, de Juan Manuel Hernández Velayos (Ávila).
  • 2º Premio: De la cuna al sepulcro sobre ruedas, de Salud González Calvo (Alba de Tormes.
  • 3º Premio: …venga lo que viniere, suceda lo que sucediere…, de Ramón Martínez Artigas (Ávila). 
  • Premio local:  Oh prado de verduras de flores esmaltado decid si por vosotros ha pasado…, de Máximo López Huerta (Fontiveros).

Enlaces relacionados

 

lunes, 31 de octubre de 2016

A propósito de una fotografía

José Luis Miñambres, escritor, crítico literario, amigo y seguidor de estas páginas, nos remite desde León un pequeño comentario relativo a la última fotografía incorporada a nuestra sección La imagen del mes

UNA MIRADA DEL ALBA…¿DE LOS CINCUENTA?
No lo sabemos. Tal vez viva aún el niño que ocupa la primera imagen de la foto. Vestido de fiesta, con su abrigo elegante, de solapas, y sus calcetines blancos…mira hacia el fondo, hacia Salamanca. A lo mejor va de viaje, por eso muestra tan clara su alegría. 

Más atrás, más al fondo, contemplamos el grupo humano, el bullicio de la vida, de los viajes, de los transportes mecánicos. Se ve un camión y, tal vez, un remolque, o un segundo camión, quién sabe. Es extraño, pero no aparecen los coches de Moreno de Vega, tan de Alba, tan de viaje.

Tras del grupo humano, abundante y heterogéneo, se observan las fachadas de las casa, con sus tejados y con un cartel de “Diógenes”. Un poco más lejos, un recio poste de la luz anuncia la modernidad de la villa. Es curiosa sin embargo la mirada. En la derecha no aparece el Torreón de Alba ni el cartel de “La Perdiz”. Tal vez fueron problemas de objetivo fotográfico. En justa correspondencia tampoco se refleja la bajada de San Pedro y su torre, ni la Posada del tío Liberto. 

Más lejos, al fondo, aparece la villa en perspectiva, sobre la loma inclinada de su emplazamiento. Tras las casas, el símbolo de Alba: la torre del homenaje del castillo, recia, erecta, casi provocadora. Detrás de ella, sólo cabe el cielo azul, el día claro que, en el extremo inferior de la foto, refleja en el puente, la sombras de los árboles.

No se puede pedir más: la foto es toda una metáfora de la vida de Alba, de sus gentes, sus casas, sus monumentos…Todo ello formando la bellísima progresión fotográfica de la vida. 

No estaría de más saber quién es el niño de los calcetines blancos y el abrigo de solapas. Si vive y ve la foto, seguro que mira con nostalgia la vida. O con tristeza.

José Luis Miñambres
León, 30 de abril de 20016

jueves, 27 de octubre de 2016

Último viaje con Julián Moreiro

Manuel Cojo Marcos

Manuel y Julián ante la tumba
de Machado en Collioure
Ante la desaparición de un amigo o un ser querido, estamos acostumbrados a realizar alabanzas que muchas veces no tienen base ni fundamento. Por decirlo de forma coloquial parece que es lo que toca. Y con frecuencia ocurre que tales elogios ni siquiera son sentidos por quien los hace. Suenan a puro formalismo. A mí, en este momento me ocurre lo contrario. Quiero huir de los tópicos laudatorios y en cambio me asalta un sentimiento de impotencia por no ser capaz de encontrar los términos adecuados para elogiar la figura de Julián. Los que nos hemos reunido aquí hemos tenido la suerte de disfrutar de su amistad, de su bondad, de su alegría, de su optimismo, de su inteligencia, de su buen humor, de su camaradería. He dicho suerte de disfrutar y quiero subrayarlo porque haber compartido con él momentos de trabajo o de ocio o de mesa o de viajes han significado un auténtico placer. Se podía polemizar con él pero nunca se llegaba al enfado. Dudo que alguien se haya enemistado con él en ninguno de los lugares donde ha desarrollado su actividad como docente.  Puedo asegurar que el eslogan del día del enseñante celebrado recientemente “enseñar es dejar huella en la vida de una persona” se patentiza de forma absoluta en el profesor Julián. Muchos cientos, miles de alumnos tendrán en su vida un referente modélico que influyó decisivamente en sus conductas. Estoy seguro. En nosotros deja un sentimiento muy doloroso. Dice Ángel Lerchundi en su última novela que “los seres queridos no quieren desaparecer de nuestras vidas. Andan por aquí en nuestras células, en nuestra sangre, en nuestros gestos, en las palabras que aprendimos de ellos, en nuestros recuerdos”. Pero el dolor que nosotros sentimos seguro que Julián nos lo hubiese conjurado con la sentencia del marinero de Moby Dick “no sé adónde vamos pero, sea cual fuere ese lugar, iré sonriendo”. Entraba dentro de su carácter optimista.

Los que han trabajado con él en institutos de enseñanza saben mejor que nadie de su entrega en la profesión, de su continua búsqueda en la mejora de técnicas de aprendizaje, de su dinamismo en todo tipo de actividades que condujeran a despertar en el alumnado el interés por la cultura en general y muy especialmente por la lectura. No pocos de los trabajos publicados están dirigidos a este fin. Añadamos a ello la participación activa en programas y cursos tendentes a mejorar la calidad de la enseñanza.  El recuerdo que ha dejado en todos los que ha participado ha sido el del buen hacer y de gratitud. 

Una faceta que no quiero dejar de alabar es la de Julián Moreiro como escritor. A finales de los años 60, aparece por Alba un muchacho que está a punto de ingresar en la universidad y que rápidamente se pone en contacto con la escasa vida cultural de la localidad. En poco tiempo le vemos colaborando en una revista local o representando obras de teatro. No eran sino los inicios del desarrollo de su pasión: la literatura y para ser más preciso, la escritura. A Julián le debemos el redescubrimiento de un ilustre paisano que estaba olvidado en el rótulo de una calle de la Villa: Sánchez Rojas. Y esta es otra faceta de Julián. La de investigar documentos, visitar hemerotecas, archivos y lo que fuera necesario para conseguir sacar a la luz aspectos ocultos o desconocidos de personajes históricos de cierta relevancia cultural. Ahí están sus publicaciones que no es necesario recordar. A parte de la labor de investigación, está la faceta más personal, más definitoria de Julián: la de la creación propia sobre temas divinos y humanos. Y es aquí donde esa chispa atinada del escritor salta de línea en línea y de párrafo en párrafo. Sus textos están recorridos por genialidades y ocurrencias poco frecuentes, siempre utilizando la palabra precisa y la construcción correcta y todo bañado por el disolvente del humor y la ironía. Yo me siento muy orgulloso de haber utilizado textos de Julián Moreiro en mis clases con alumnos de Bachillerato. 

Termino con palabras de Lerchundi: “El dolor nos atrae al terreno de nuestra realidad humana. El dolor nos abate, pero también nos vuelve rebeldes; nos postra pero nos enrabieta; nos humilla apero nos hace grandes; nos hace llorar pero también maldecir. Y nos hace reír. Nos obliga a apreciar incluso los detalles más pequeños”.

Si Julián estuviese entre nosotros haría suya la frase de Miguel Torga: “He nacido para cantar la gloria de la vida y no para hacer la crónica de la humillación de la muerte”

Texto leído por su autor en el cementerio de Alba de Tormes el pasado 12
de octubre en el momento de depositar en él las cenizas de Julián Moreiro.

martes, 25 de octubre de 2016

Despedida de Pepe Rueda a Julían Moreiro


ADIÓS A JULIAN MOREIRO († 30.9.2016)
Pepe Sánchez Rueda

Ayer, primero de octubre, me dieron la noticia: Moreiro ha muerto.

El golpe, para mí, ha sido fatal. Mi alma ha quedado desgarrada, rota. - No puede ser, me dije. Pero desgraciadamente, es cierto. Otro amigo que se nos va. ¡Y van…!

Fue Julián una gran persona, con gran sentido del humor, no exento de seriedad. Y fue un gran escritor cuya pluma ha tratado, con rigor y cariño, a todo lo que tenía que ver con Alba y sus gentes.

Yo no conocí a Moreiro hasta allá por la década de los ochenta. Tenía noticia de él a través de un artículo publicado en “El Adelanto”. Por el apellido me pareció gallego. Luego resultó que no, que era castellano, nacido en Villar de Argañán, Ciudad Rodrigo, en 1953, y muy ligado a Alba, porque en la villa vivieron sus padres, y Julián pasaba en ella largas temporadas. Digamos ya que coincidía conmigo en el gran afecto que teníamos a la vida y obra de nuestro gran escritor José Sánchez Rojas. Yo, desde niño, oía hablar de Rojas en mi casa. Mi abuelo era amigo de su padre, y éste lo era suyo. Entre los libros de mi biblioteca hay varios suyos. Uno de ellos se lo dedicó a mi padre con esta dedicatoria de su puño y letra, que reza así: A mi correligionario y amigo más “prudente”, pues este era el apodo con el que se le conocía. Su nombre era Antonio.

Dado que esa devoción mutua por Rojas era común, era obvio que teníamos que encontrarnos. Y así fue. Por entonces ambos vivíamos en Madrid y una tarde me llamó por teléfono y nos vimos en una cafetería. Fue un encuentro muy agradable, y la conversación giró –como no– sobre Alba y Sánchez Rojas. Yo me llevé para casa un libro suyo (no recuerdo cual) dedicado, más contento que unas pascuas. 

Luego nos vimos muchas veces en Alba, aunque de forma esporádica. Fue la nuestra, una amistad más en la distancia, pero esa distancia no fue óbice para que la amistad perdurara en el tiempo.

Julián era licenciado en Filología románica y profesor de Lengua y Literatura.

Dejó escritos varios libros, la mayor parte de ellos relacionados con Alba y Sánchez Rojas. Es obligado decir que elevó el nivel cultural de los albenses y ayudó a dar a conocer la vida y obra de Rojas, que era prácticamente un olvidado. Para ello le hemos echado una mano Jesús María García, que es autor de un bronce del escritor y que regaló al ayuntamiento de Alba y que preside, o presidía, el salón de actos del ayuntamiento, y quién escribe estas líneas, el cual fundó la asociación cultural “Sánchez Rojas”, con la que puso a éste en su sitio.

El libro Una página en la vida de Lope de Vega, editado por la Sociedad de Amigos de Alba, se trata –en mi opinión– del mejor libro de Moreiro. Con este libro ganó en 1977 el primer premio en el III concurso literario “Pluma de santa Teresa”. El jurado estuvo compuesto por el famoso escritor Gonzalo Torrente Ballester, Don Francisco Casanova Villar y por el albense Don Jesús María Corredera Nodal.

Moreiro nos muestra en su dedicatoria el acendrado cariño que sentía por sus padres con estas palabras: A la memoria de mi padre, que hubiera leído con orgullo este libro. Y a mi madre, que tantas veces le recuerda.
  • Sánchez Rojas, crónica de un cronista, publicado por el Centro de Estudios Salmantinos, 1989. 
  • SÁNCHEZ ROJAS, José, El encanto de la Vega y otros artículos. Edición de Julián Moreiro, 1986. 
  • Julián Sánchez Ruano. Un personaje de época. Edición del Centro de Estudios Salmantinos, 1987. (Uno de los políticos salmantinos de mayor fuste del siglo XIX). 
Otros libros:
  • El árbol de oro y otros relatos
  • Ana María Matute. Libro didáctico acerca de la vida y obra de esta escritora, editado por la editorial Nuño, 1991. 
  • El reino de las cuatro estaciones. Una bruja en la biblioteca. (Con este premio –nos dice Julián– gané un concurso de literatura infantil en Torrejón, 1992). 
Sus libros los tengo en mi biblioteca en lugar preferente. Todos dedicados de su puño y letra.

Como muestra de su veta humorística, voy a transferir a continuación la dedicatoria que me hizo en “El encanto de la Vega y otros artículos”. Este libro lo presentamos en el ayuntamiento de Madrid. Coincidió esta presentación con la Jornada de encuentros Alba-Madrid, que se hizo varios años.

Era alcalde de la capital el señor Tierno Galván, y a mí me había nombrado a dedo el alcalde de Alba como representante de los albenses en Madrid. En ese acto me tocó intervenir. Hice las merecidas alabanzas al libro y a Moreiro. A lo que éste me replicó lo siguiente.

Albense hasta con encono,
-que más allá nadie queda-
es Don José Sánchez Rueda,
a quien su exceso perdono
-pese a no tener templanza-
siempre y cuando no se exceda
nunca más en sus semblanzas.

Querido Julián: que la tierra que te cubre te sea leve. A mí ya me quedan pocas singladuras que andar. Así que un día no muy lejano me encontraré contigo y con los numerosos amigos que me esperan en la otra orilla.

Y, finalmente, permíteme que me despida con los últimos versos del mejor poema lírico de la lengua española, obra de Miguel Hernández:

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.


(Almería, octubre 2016).

domingo, 23 de octubre de 2016

Resumen de fiestas: Un pregón para olvidar

Ni encierros ni toros, ni verbenas ni conciertos, ni fuegos artificiales ni recortes, ni procesiones ni ofrendas florales, ni pasacalles ni espectáculos… el pregón, sin duda el pregón de fiestas, será el recuerdo que perdure de estas de octubre de 2016 que acaban de terminar.
Sin entrar a valorar el acierto o desacierto en la elección de la pregonera, que opiniones habrá, –como siempre ha habido– para todos los gustos, ni tampoco el contenido del pregón, que –como siempre ha ocurrido–  habrá agradado a unos y disgustado a otros, lo cierto es que la transcendencia mediática originada por los acontecimientos ocurridos en el de este año debería hacernos reflexionar sobre las causas por las que Alba de Tormes es considerada por muchos como una población intolerante e intransigente. Una consideración injusta, desde mi punto de vista, en cuanto que generaliza y conceptúa del mismo modo a todos sus habitantes, pero entendible si tenemos en cuenta que no es esta la primera vez, ni tampoco la segunda, que en Alba afloran actitudes merecedoras de esos calificativos.
Conviene matizar, no obstante, que aunque ha habido algunos albenses –pocos– que han incitado y contribuido al lamentable espectáculo que acompañó al discurso de sor Lucía Caram, en esta ocasión han sido, mayoritariamente, colectivos ajenos a nuestra localidad sus inductores y los protagonistas de los incidentes y de la falta de respeto, no ya a la pregonera –que también– sino fundamentalmente a los muchos albenses querían escuchar a una persona a la habíamos invitado a pregonar nuestras fiestas  y que debería ser juzgada por su pregón y no por sus ideas.



sábado, 22 de octubre de 2016

Medallas al mérito policial y de protección ciudadana

Dos agentes de la Asociación de Policía Local Alba de Tormes-Terradillos: Rubén Herrero Hernández y Alberto Rafael Rodríguez Marcos, dos bomberos voluntarios: Yolanda García Cotobal y Fernando Barragán Sánchez, y un vecino de nuestro de localidad: Ricardo González García, han sido condecorados con las Medallas de Oro al Mérito de la Policía Local de Castilla y León y al Mérito de Protección Ciudadana de Castilla y León, respectivamente, por su actuación destacada en el rescate de un ciudadano en el río Tormes el pasado mes de julio.
El acto de entrega de condecoraciones será el próximo 9 de noviembre en la localidad burgalesa de Mirando de Ebro.
Así mismo  se ha concedido la Mención Honorifica al Mérito de la Policía Local de Castilla y León a los Ayuntamientos de Alba de Tormes y de Terradillos por la puesta en marcha de la pionera asociación de Policía Local  de Alba de Tormes-Terradillos

A todos ellos, nuestra felicitación, y sobre todo, nuestro agradecimiento.


domingo, 16 de octubre de 2016

Pregón de fiestas 2016

15  octubre 2016
Sor Lucía Caram

Decía Santa Teresa, que si en medio de las adversidades, persevera el corazón con serenidad, con gozo y con paz, eso es amor.

He venido de lejos a celebrar con vosotros vuestra fiesta, y vengo con serenidad, gozo y paz, porque Alba de Tormes y los albenses, se merecen todo mi amor, mi respeto y mi admiración. Se merecen mi agradecimiento por invitarme a compartir y a celebrar su fiesta que es parte importante de su vida y por custodiar la memoria de Teresa, que es un Patrimonio de la Humanidad.

Me habéis invitado porque vosotros y a mí, como a Teresa, nos mueve el amor por la humanidad, la pasión por la vida, la vida digna y abundante de todos; y porque sabemos, vosotros y yo, que el Dios de la vida que sedujo a Teresa de Jesús y que llenó su vida y que la colmó, es el que nos anima y sostiene también a nosotros.

Sólo Dios Basta. Decía y repetía nuestra Santa. Esta fue su gran intuición y experiencia, y este es hoy su mensaje y su legado, en un tiempo en el que no siempre lo tenemos fácil para vivir en paz y armonía. ¡Cuántas veces hemos repetido con Teresa, en momentos en los que el miedo, la incertidumbre y la inestabilidad nos visitaban:

Nada te turbe, nada te espante
Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza
Sólo Dios Basta

Teresa descubrió que Dios que  es la vida, y la vida de todos los hombres y mujeres. Que Dios es fuerza y compromiso que inquieta y moviliza, que sacia y que a la vez es insaciable, porque siempre clama y reclama más y más: más compromiso, más implicación, más justicia, más dar la vida que recibimos de Dios, pero a todos. Darnos más a los otros. Darlo todo sin retener nada.

En esta magnífica noche, en esta entrañable Ciudad Salmantina, quiero compartir vuestra fiesta y vuestra vida, quiero que juntos celebremos y demos gracias. Y por qué no, compartamos, al calor y al abrigo de la “Santa”, algunos retos, algún sueño, mientras evocamos su figura, y recordamos su historia, y respiramos su legado.

Teresa de Jesús. Teresa de Ahumada, Teresa de Alba de Tormes, la nuestra, la vuestra. Ella entregó en esta bendita tierra su alma, luego de haberla entregado a lo largo de toda su vida, por los caminos, a los nobles, sacerdotes, amigos, a sus monjas, a los jerarcas, a la humanidad.

Muchos se preguntaron en estos días qué une a esta monja venida de allende los mares y ahora desde Manresa a la Santa, para ser digna de un pregón.

Lo primero que tengo que decir es que Teresa es de todos, y que difícilmente en la tradición cristiana haya gente que no haya recibido su influencia y ayuda, y también su fuerza y su inspiración para romper moldes y Abrir caminos.

Ella es una gigante de la espiritualidad y de la mística, que ha marcado la vivencia cristiana y la vida de oración de generaciones de contemplativos y contemplativas a lo largo y ancho del mundo. Por tanto ella está vinculada a todos los que asistimos a su escuela de oración, auscultando sus deseos de Dios, su amor a la Iglesia y a la Humanidad. Los aprendices de oración, entendimos que oración era “hablar de amistad con quien sabemos que nos ama”, y no grandes elucubraciones. Si amigos, Teresa, en una sociedad que algunos dicen ha olvidado a Dios, nos recuerda que siempre hay alguien que nos ama y nos sostiene, y seguramente ahí reside la grandeza de su mensaje y de su vida. Que lo descubrió y se dejó transformar porque quien es bien, verdad, amor, justicia, bondad. Ella nos enseñó que cuando los tiempos aprietan, basta con seguir el impulso del corazón, elevar una sencilla mirada al cielo, dar un grito de agradecimiento y de amor, en la penas y en las alegrías. Y que ello reconforta el alma y la vida.

Teresa es un referente para la literatura, porque ella hizo de su experiencia, un auténtico poema, y pudo plasmar, lo inefable, lo que no se puede describir, porque lo supera todo de forma inigualable.

Como ella, como Teresa, que decía que la humildad es andar en la verdad, confieso que hoy me siento muy pequeña y también muy privilegiada. No tengo méritos suficientes para glosar su legado, pero sí amor comprometido para no faltar a esta cita.

Y por eso, como mujer, como monja, como contemplativa, como enamorada de la humanidad y seducida por Dios, al igual que Teresa, me atrevo a balbucear su mensaje que hoy también tiene vigencia.

Teresa de Ahumada era una monja de clausura, pero nadie, a pesar de que lo intentaron, la clausuró. Era una andariega, y su alma inquieta, la llevó a ir por los caminos, fundando conventos y clamando por una vida auténtica y por una gran reforma de vida y costumbres. Amando a todos, de todos era amada y a veces temida por su verdad y rectitud.

Una mujer que tuvo su tiempo de mundanidad y vida acomodada, pero que ante la imagen de un Cristo sufriente, comprendió que ese hombre desgarrado que lo dio todo, es el que hoy vive y pervive en el dolor y desgarro de tantos y tantos hermanos que viven y mueren y que padecen diversas y nuevas formas de crucifixión, exclusión, abandono.

Cuántas veces giramos la cara ante el dolor humano, ante el temor y la impotencia. Ella lo miró fijamente, le plantó cara y se dejó traspasar el alma y el corazón por el amor.

Y desde entonces ella fue toda de Dios y toda para la humanidad. Porque no se puede vivir buscando a Dios y toda la humanidad. Porque no se puede vivir buscando a Dios y pasando de la historia que nos rodea.

Teresa fundó Conventos, “palomares” que dicen en la tradición carmelitana, y desde la paz que buscó y encontró, echó a volar y entendió que el mundo clama y reclama esa paz, y que esta nace solamente del corazón reconciliado, pacificado, comprometido.

Osada, inquieta, sedienta de sentido y de verdad, en el silencio de su corazón, en Dios, en el vaciamiento del egoísmo encontró la repuesta y las fuerzas necesarias para emprender, primero su conversión y después la gran reforma que reclamaba el Carmelo, y que iluminó a la sociedad.

Hoy el mundo clama y reclama una gran reforma. Hoy la Iglesia y nuestra Sociedad necesita de forma urgente una gran reforma, y esta será una realidad, no desde la charlatanería ni de las palabras vacías y menos desde la tristeza y el desánimo, “tristeza y melancolía nos las quiero en casa mía”. Sino desde el amor inquieto que no teme romper con lo de siempre por lo que toca y corresponde, desde la paz y el respeto, pero desde la contundencia y la verdad.

“No podemos hacer grandes cosas, pero sí pequeñas cosas con un gran amor”. Este es el secreto de su reforma, y tal vez de la que nos toca hoy. Será  la única forma de humanizar nuestra humanidad y de hacer este mundo más digno y habitable.

Teresa no lo tuvo fácil, pero su experiencia fue tan fuerte y tan real, tan humana, que más que la inquisición se alzara implacable sobre ella, no dudó en seguir adelante y acometer una gran reforma.

Ella tenía que obedecer a Dios y no los ahombres y por eso cedió sin ahorrar fatigas, se sentía pequeña pero como lo tenía claro “las cosas debían cambiar” tomó la determinada determinación y se convirtió en una mujer implacable, inquieta e inquietante: políticamente incorrecta, entrañablemente humana.

Nosotros tampoco lo tenemos fácil. Nuestros tiempos también son convulsos y exigen una gran reforma, y aquí tampoco valen las excusas.

Hoy también hay un estilo de vida que debe cambiar. Hoy es intolerable que se haya globalizado la indiferencia y que nos resignemos mirando para otra parte cuando los problemas apremian a tantos hombres y mujeres.

Teresa fundó conventos y no temió la dureza de los caminos para recorrerlos y dejar estelas de esperanza y sentencias movilizadoras, despertando conciencias acomodadas y dormidas.

Hoy herederos del fuego que devoraba sus entrañas no podemos quedar impasibles viendo pasar la historia, el amor es creativo y toca cambiar el mundo cambiando propio corazón

Toca fundar proyectos y espacios en los que la dignidad de las personas no sea negociable. Toca movilizarse ante el dolor y el sufrimiento que hoy desfigura el rostro de tantos hermanos: refugiados, sin papeles, sin trabajo, sin derechos, sin dignidad. Esos rostros del crucificado son imagen de aquel Ecce Homo que conmovió la vida de Teresa.

Amigos: La fe, la experiencia de Dios nos remite siempre al corazón de nuestra historia y a la historia de nuestros contemporáneos.

Dejemos que en la experiencia cotidiana, en medio de los pucheros, nos hable y nos mueva AQUEL que llevó a Teresa a arder en pasión por la humanidad.

Recordad: “Si nos dejamos dominar por el temor nunca haremos nada”

Pero no lo olvidéis el único camino que conduce a la paz, a la fraternidad, a la vida digna plena y feliz, es el que recorremos cada día, codo a codo, compromiso a compromiso, con todo los hombres y mujeres de buena voluntad (que a veces piensan diferente), que creen que es posible otro mundo, y que están dispuestos a dejarse la piel y la vida para que sea una realidad.
__________________________________

Video: Tribuna de Salamanca

Última actualización: 16-10-2016, 11:45 horas

domingo, 9 de octubre de 2016

Programa de fiestas Octubre 2016

Viernes 14 de Octubre
11:30 h. Salida de clausura de la imagen de Santa Teresa de Jesús. Plaza de Santa Teresa
12:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
13:00 h. Reconocimiento a D. VICTORIANO SÁNCHEZ TRAPERO. Salón de Plenos
18:00 h. Inauguración Exposición: “Relojes antiguos y otras curiosidades” de Jesús Sánchez Vicente. Salón Multiusos
19:30 h. Rosario y Novena
20:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
20:00 h. Concentración de Peñas. Parque El Espolón
20:15 h. Desfile de Peñas. Acompaña: Charanga “La Clave”. Espolón, Carlos III, Bulevar, C/Hospital y Parking C/Hospital
A continuación: Chupinazo Inicio de fiestas. Parking C/Hospital
21:00 h. Toro de Fuego sin buscapiés. Parking C/Hospital
21:30 h. Verbena con “Orquesta Boulevard”. Plaza Mayor
22:00 h. Concurso de Recortes Nacional. Plaza de Toros
23:45 h. Pasacalles con Charanga “La Clave”. Curva Sur
00:15 h. Encierro Nocturno. Calles San Francisco, Peñaranda, Beltrana, Curva Sur, Norte y Plaza de Toros
A continuación: Capea popular. Ameniza Charanga “La Clave”. Plaza de Toros

Sábado 15 de Octubre
09:00 h. Pasacalles con Charanga “Charangados”. Calles de la Villa
09:30 h. Chocolate con bizcochos. Curva Sur
10:00 h. Encierro de novillos. Calles San Francisco, Peñaranda, Beltrana, Curva Sur, Norte y Plaza de Toros
Al finalizar: Capea popular. Amenizada por Charanga “Charangados”. Plaza de Toros
11:00 h. Ofrenda Floral a Santa Teresa. Iglesia de la Anunciación
A continuación: Intervención musical a cargo de la soprano Manuela Sánchez Casamora (cello) y Eduardo Gaspar Polo Baader (flauta)
12:00 h. Eucaristía. Preside nuestro Obispo. Iglesia de la Anunciación
13:00 h. Gigantes y Cabezudos. Acompaña Charanga “Charangados”. Plaza Mayor y calles de la Villa
13:30 h. Espectáculo: Brasil Pandeiro. Plaza Mayor
18:00 h. Rosario y Novena
18:30 h. Procesión magna con la imagen de Santa Teresa y el Santo Brazo. Plaza de Santa Teresa, San Pedro, Plaza del Peregrino, Edades del Hombre, Arco, Plaza Mayor, Manterola, Carlos III, Nueva del Reloj, iglesia de Santiago, Resbalón, Plaza de la Leña, Paloma, Colón, Pizarro, Plaza de Santa Teresa
20:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
20:30 h. Chicago. Espectáculo de Cabaret. Plaza Mayor
21:30 h. Toro de fuego sin buscapiés. Plaza Mayor
21:45 h. Pregón de Fiestas. A cargo de Sor Lucía Caram. Plaza Mayor
A continuación: Tributo a Amaral. Plaza Mayor
22:30 h. Orquesta Panorama. Explanada ubicada entre C/ Parada y C/ Cornezuelo
02:30 h. Toro de Fuego con buscapiés. Plaza Mayor

Domingo 16 de Octubre (Domingo de las mozas)
09:00 h. Pasacalles con Charanga “Charangados”. Calles de la Villa
09:30 h. Chocolate con bizcochos. Curva Sur
10:00 h. Encierro de novillos. Calles San Francisco, Peñaranda, Beltrana, Curva Sur, Norte y Plaza de Toros
Al finalizar: Capea popular. Amenizada por Charanga “Charangados”. Plaza de Toros
10:30 h. I Gran Tirada al Plato “Villa Alba de Tormes”. “La Dehesa” junto Matadero Municipal
11:00 h. Finales del I Torneo de Octubre de Tenis, Pádel y Frontenis. Instalaciones Deportivas “La Dehesa”
11:00 h. III Encuentro de Teresas de Alba de Tormes. Acompañamiento musical a cargo de Manuela Sánchez Casamora (cello) y Eduardo Gaspar Polo Baader (flauta). Salón de Plenos
12:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
12:00 h. Encierro ecológico infantil. Plaza de Toros hasta la Plaza Mayor
12:30 h. Exhibición de Toreo de Salón. Plaza Mayor
13:30 h. Gigantes y Cabezudos. Plaza Mayor
14:00 h. Grupo Entre Amigos y Asociación Cultural “El Rocío”. Plaza Mayor
16:30 h. III Campeonato de Ajedrez para niños y adultos. Pabellón Municipal de Deportes
18:00 h. Corrida de Toros Mixta. Plaza de Toros
19:30 h. Rosario y Novena
20:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
20:30 h. Espectáculo Circense. Plaza Mayor
22:00 h. Fuegos Artificiales. Isla de Garcilaso
22:30 h. Toro de Fuego sin buscapiés. Plaza Mayor
A continuación: Verbena Arco Iris. Plaza Mayor
00:30 h. Toro con buscapiés. Plaza Mayor
 Al finalizar: Continúa bailando con “Arco Iris”. Plaza Mayor

Lunes 17 de Octubre (Día del niño)
10:00 h. V Lectura continuada de poemas teresianos. Teatro de la Villa
12:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
15:00 h. Gran Parque Infantil. Plaza Mayor
17:30 h. Gigantes y Cabezudos. Plaza Mayor
18:00 h. Clausura de la lectura continuada a cargo del violinista D. Pedro Quirico. Teatro de la Villa
18:00 h. Patrulla Canina: cantajuegos y photocall. Plaza Mayor
19:30 h. Rosario y Novena
20:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
20:30 h. Play Back Infantil. Plaza de Toros
Al finalizar: Toro de fuego sin buscapiés. Plaza Mayor

Martes 18 de Octubre (Día de la mujer)
11:30 h. Concentración de mujeres. Plaza Mayor
11:45 h. Ofrenda Floral a Santa Teresa. Iglesia de la Anunciación
12:00 h. Misa Charra. Iglesia de la Anunciación
Al finalizar: Actuación del Grupo Folclórico de Alba de Tormes. Plaza de Santa Teresa
13:00 h. Dulces y pastas con Charanga “El Bombazo”. Plaza Mayor
13:30 h. Cucañas. Plaza Mayor
14:00 h. Pasacalles hasta la Plaza de Toros. Acompaña “El Bombazo”
14:30 h. Comida: Patatas Meneas. Plaza de Toros
16:30 h. Bingo y sorteo de regalos. Plaza de Toros
17:00 h. Desfile de Moda. Plaza de Toros
17:30 h. Sainete: “Consulta del Dr. Melquiades”. Plaza de Toros
18:00 h. Baile con la Charanga “El Bombazo”. Plaza de Toros
19:00 h. Chocolate con churros. Plaza de Toros
19:30 h. Tarde de Couplés con livianas provincianas. Plaza de Toros
19:30 h. Rosario y Novena
20:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
21:00 h. Camerata Lírica, presenta: Ópera Carmen adaptación escenificada. Teatro de la Villa
Actividades deportivas
16:00 h. Campeonato 3x3 de baloncesto. Pabellón Municipal de Deportes
18:30 h. Concurso de Triples. Pabellón Municipal de Deportes
20:30 h. Exhibición baloncesto masculino. Pabellón Municipal de Deportes. ENTRADA GRATUITA

Miércoles 19 de Octubre (Día de los mayores)
11:30 h. Concentración de mayores. Plaza Mayor
11:45 h. Ofrenda Floral a Santa Teresa. Iglesia de la Anunciación
12:00 h. Misa especial para nuestros mayores. Iglesia de la Anunciación
13:00 h. Dulces y pastas con Charanga. “El Bombazo”. Plaza Mayor
13:30 h. Cucañas. Plaza Mayor
14:00 h. Pasacalles hasta la Plaza de Toros. Acompaña “El Bombazo”
14:30 h. Comida: Paella. Plaza de Toros
16:30 h. Homenaje a los matrimonios de Bodas de Oro. Plaza de Toros
17:00 h. Bingo y sorteo de regalos. Plaza de Toros
18:00 h. Canción Española con María Mercedes. Plaza de Toros
19:30 h. Chocolate con churros. Plaza de Toros
19:30 h. Rosario y Novena
20:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
21:00 h. Aquí se hace teatro: “¡Qué solo me dejas!”. Teatro de la Villa

Jueves 20 de Octubre
12:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
16:00 h. Campeonato 3x3 de fútbol sala. Pabellón Municipal de Deportes
17:00 h. Captura y liberación de aves con anillamiento científico. Zona del río frente a la Explanada de La Dehesa
18:00 h. Conferencia: ¿Somos lo que comemos o somos lo que pensamos? Teatro de la Villa
18:30 h. Botigol. Pabellón Municipal de Deportes
19:30 h. Rosario y Novena
20:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
21:00 h. Humor Amarillo. Plaza de Toros

Viernes 21 de Octubre (Día de los jóvenes)
11:00 h. Encuentro Intercentros. Jornada por la Integración. Pabellón Municipal de Deportes
12:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
14:30 h. Pasacalles. Plaza Mayor hasta La Dehesa
15:00 h. Comida para jóvenes: Paella. La Dehesa
16:00 h. Parque Multiaventura. La Dehesa
19:30 h. Rosario y Novena
20:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
21:30 h. XXV Edición Play back Adultos. Plaza de Toros
23:00 h. Verbena “Pikante”. Explanada ubicada entre C/ Parada y C/ Cornezuelo

Sábado 22 de Octubre (Día de las peñas y de la Octava)
11:30 h. Concurso de recortes ecológico infantil. Plaza de Toros
12:00 h. Eucaristía. Preside el P. Provincial de los Carmelitas. Iglesia de la Anunciación
13:00 h. Grupo de sevillanas albense “Con volantes y a lunares”. Plaza Mayor
13:15 h. Gigantes y cabezudos. Plaza Mayor
13:45 h. Pasacalles con Tropycana Show. Calles de la Villa
14:30 h. Comida de peñas: Parrillada. Explanada ubicada entre C/ Parada y C/ Cornezuelo
16:30 h. Fútbol Sala. División de Honor Juvenil. Pabellón Municipal de Deportes
18:30 h. Fútbol Sala. 2ª División B. Pabellón Municipal de Deportes
18:30 h. Rosario y Novena. Iglesia de la Anunciación
19:00 h. Procesión para trasladar la imagen de Santa Teresa a clausura
20:00 h. Eucaristía. Iglesia de la Anunciación
20:30 h. Concierto: Coral “La Moraña” de Arévalo, Coral “Air de Cour” de Navales y Coral Albense de Alba de Tormes. Iglesia Padres Carmelitas
21:30 h. Kull De Sac presenta: Correfoc Ragnarok. Recorrido: Calles Salitre, Benitas, Carlos III, Espolón y explanada frente a Basílica.
22:45 h. Toro de Fuego sin buscapiés. Plaza Mayor
23:00 h. Los televisivos Supersingles en concierto. Plaza Mayor
00:30 h. Verbena “La Huella”. C/Edades del Hombre
02:00 h. Toro de Fuego con buscapiés. Plaza Mayor
A continuación: Quema de la Capilla y Bomba final. Plaza Mayor
02:30 h. Continúa la verbena “La Huella”