domingo, 7 de julio de 2013

Atlas de España y sus posesiones de ultramar: Provincia de Salamanca

Francisco Coello de Portugal y Quesada (Jaén 1855 – Madrid 1898), militar del arma de ingenieros, cartógrafo y fundador de la Sociedad Geográfica de Madrid, colaboró activamente con Pascual Madoz en la publicación de su Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico (1845-1850), encargándose de la realización de los mapas complementarios que formarían el denominado Atlas de España y sus Posesiones de Ultramar (1847-1870), obra directamente vinculada con el famoso Diccionario de la que se publicaron 46 hojas en cuyas cabeceras figuran ambos títulos (Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico y  Atlas de España y sus Posesiones de Ultramar) además de los nombre de Francisco Coello, como artífice de la cartografía, y el de Pascual Madoz, como autor de las notas estadísticas e históricas.

En el año 1867 se publicaría la hoja correspondiente a la provincia de Salamanca  (escala 1:200.000) en la que convergen una completa representación topográfica y poblacional de la provincia con unos muy interesantes apuntes estadísticos relativos a su economía, costumbres, instrucción pública, historia… 
Este documento  también contiene, junto a los de las cabeceras de los otros partidos judiciales en que por entonces de organizaba territorialmente Salamanca, un plano de Alba de Tormes del que en breve ofreceremos un análisis más pormenorizado.



«Esta provincia es de segunda clase en lo civil y administrativo, y una de las que constituían el antiguo reino de Castilla la Vieja; en lo judicial y militar pertenece á la Audiencia y capitanía general de Valladolid, en lo eclesiástico a la diócesis de su mismo nombre y las de Ciudad-Rodrigo, Coria, Ávila, Plasencia y Zamora, á las vicarías de Barrueco-Pardo y de Sancti-Spíritus de la orden de Santiago y finalmente al priorato de S. Marcos de León de la misma orden. Por el nuevo concordato la diócesis de Ciudad-Rodrigo queda unida á la de Salamanca, conservándose las demás que hemos citado y pasando las vicarías y priorato mencionados a formar parte del territorio que se denominará de las órdenes militares. Esta provincia comprende 441 ayuntamientos, distribuidos en 8 partidos judiciales que son: Alba de Tormes, Ledesma, Peñaranda, Sequeros, Vitigudino, Béjar, Ciudad-Rodrigo y Salamanca; los cinco primeros de entrada, el sexto y sétimo de ascenso y el de la capital de término.

POBLACION. La actual provincia de Salamanca se ha compuesto de pueblos que antes correspondían a la antigua de su nombre y a las de Ávila y Extremadura. Para poder pues apreciar debidamente su población nos ha sido preciso averiguar, ante todo, la parte proporcional con que cada una de estas tres antiguas divisiones administrativas ha contribuido a formar la que nos ocupa, resultando que la antigua Salamanca ha conservado para la nueva el 85’02% de la población, llevando la de Ávila el 8’87 y la de Extremadura el 0’46; con arreglo a esta base, y según el censo de 1787, llamado del Conde de Floridablanca, aparece tener la provincia de Salamanca una población de 190.229 almas, por el censo de 1797 le corresponden 190.975, en la división territorial de 1822 figura con 226.833, la Policía de 1826 le asignó 253.365, en ese mismo año el S. Miñano, en su Diccionario Geográfico, fijó el número de habitantes de esta provincia en 210.632,la misma Policía en 1831 lo redujo a 167.210, y en 1832 a 168.197, la división territorial de 30 de Noviembre de 1833 le señaló 210.314, la Junta de autoridades, diputados y comisionados de partido celebrada en la capital el 1º de Mayo de 1841, le designó 180.430 individuos, la matrícula catastral de 1842 de da 182.102, la estadística criminal de 1843 le señala 267.917 y el registro municipal de 1844 la presenta con 179.801. Según el número de jóvenes varones de 18 años alistados, que fueron 2.541, corresponde una población de 323.723 individuos, cuyo dato nos parece un tanto exagerado; finalmente las noticias particulares que nosotros hemos podido reunir, señalan a Salamanca una población de 240.000 habitantes.

ESTADÍSTICA electoral para diputados a cortes y diputados provinciales. Para las elecciones de 1843 contaba esta provincia, según la ley electoral de 1837, el número de10.912 electores; la legislación vigente en la materia los ha reducido a 1.582 los cuales se hallan distribuidos en los distritos siguientes y en esta forma: Salamanca 351; Béjar 197; Peñaranda 333; Vitigudino 252; Ciudad-Rodrigo 187 y Ledesma 262.

ESTADÍSTICA CRIMINAL. El número de acusados que en 1843 hubo en esta provincia ascendió a 725 de los cuales salieron absueltos, libremente, 35 y de la instancia 51; fueron penados 639, presentes y contumaces 70; reincidieron 66, en el mismo delito 40 y 26 en otro diferente habiendo transcurrido por término medio de la reincidencia al delito anterior 3 años y 3 meses. De los acusados 130 contaban de 10 a 20 años de edad, 406 de 20 a 40, 119 de 40 en adelante, no constando la de los 70 restantes; 645 eran hombres y 84 mujeres; 277 solteros, 378 casados y de 70 se ignora el estado; 89 sabían leer, 163 leer y escribir, 403 carecían de instrucción y de 70 no consta esta circunstancia; 21 profesaban ciencias o artes liberales, 634 artes mecánicas, ignorándose la profesión de los 70; en el mismo periodo se cometieron 223 delitos de homicidio y heridas a saber 13 con armas de fuego de uso licito y 3 con las de ilícito; 84 con armas blancas permitidas y 35 con prohibidas y 67 con instrumentos contundentes. Entre los partidos el que mayor número de delitos presenta es el de Alba de Tormes y el menor el de Ciudad-Rodrigo.

BENEFICENCIA PÚBLICA. No es ciertamente muy satisfactorio el estado de los establecimientos benéficos que existen en la provincia tanto en su número, como en los recursos propios con que cada uno de ellos cuenta para su conservación, y gracias a los sacrificios particulares, y al incansable celo de la junta de beneficencia, es como se han podido sostener. Existen en Salamanca un hospital cuyas rentas son eventuales y reducidas, pero al cual por el celo de sus patronos y filantropía de los habitantes nunca le falta lo necesario para atender a sus gastos; casa hospicio y de expósitos, reunidas en un mismo local, sostenida con 391.357 reales de rentas y productos, y el déficit que es de 130.207 reales con una derrama que figura en el presupuesto provincial, su dirección esta a cargo de la junta de beneficencia; tres casa de refugio con 44.858 reales de renta anual, siendo con corta diferencia los gastos iguales, y si hay algún déficit se cubre del mismo presupuesto provincial. En Ciudad-Rodrigo hay una casa de expósitos a cargo del Ayuntamiento; cuenta con 76.398 reales para sostenerse y el exceso de gastos que resulta figura en el presupuesto; un hospital de fundación particular que reúne 22.999 reales de renta, siendo sus gastos de 37.587 reales y cubriéndose el déficit por los hermanos de la cofradía de la manera que mejor les parece; en Alba de Tormes un hospital con 6.051 reales de renta y cuyos productos vienen a dejar cubiertas sus atenciones; en Béjar otro hospital y casa de refugio para huérfanas fundadas por el Duque de este título y sostenidos con rentas propias, como igualmente los hospitales de Ledesma, Lagunilla, de que es patrono el Obispo de Coria, y Peñaranda.

ESTADO ECLESIÁSTICO. Al principio de estas notas hemos designado las diócesis a que corresponden los pueblos de esta provincia, debiendo llamar la atención del Gobierno al hacer la nueva división eclesiástica marcada en el Concordato, la confusión que necesariamente ha debido resultar en la marcha de los asuntos eclesiásticos, pues que habitantes de un mismo pueblo han estado sujetos a diversas diócesis y a tribunales especiales. No siéndonos conocido el personal nuevamente señalado, sus haberes, gastos de culto y reparación de templos, ponemos a continuación las noticias que hemos podido reunir relativas al clero catedral y parroquial de la provincia en época anterior el nuevo concordato. Clero catedral. En 1849 la diócesis de Ciudad-Rodrigo contaba 3 dignidades, 5 canónigos, 1 racionero, 2 medios racioneros y 8 beneficiados, cuyo total de haberes ascendía a reales de vellón 124.964, y la consignación para el culto y otras atenciones a 80.500 que con 43.115 señalados al Seminario hacen un total general de 248.579 reales. Al formarse este estado faltaban para el completo del personal 1 obispo, 4 dignidades, 13 canónigos, 2 racioneros y 4 beneficiados, cuyos haberes tampoco están comprendidos en las cantidades designadas más arriba. La diócesis de Salamanca tenía en la época citada 1 obispo, 4 dignidades, 9 canónigos, 5 racioneros, 9 medios racioneros y 13 beneficiados, cuyos haberes sumaban 359.971 reales que con 100.500 destinados al culto y 45.680 señalados al Seminario hacían un total general de reales de vellón 500.151. Faltaban para el completo del personal 6 dignidades, 17 canónigos, 4 racioneros, 11 medios racioneros y 12 beneficiados. Clero parroquial y beneficial. La diócesis de Ciudad-Rodrigo constaba de 51 parroquias, 32 vicarías perpetuas y 15 filiales. Total 98, servidas por 8 curas propios y 1 ecónomo de entrada a 3.300 reales, 21 curas propios de primer ascenso a 4.500 y 1 ecónomo a 3.600; 17 propios de segundo ascenso a 5.500 y 3 también propios de término a 7.000; 32 vicarios perpetuos a 3.300; 2 coadjutores de matriz con varias asignaciones que cuestan 4.025; 2 tenientes en filiales id.id. 3.300, 4 beneficiados propios id.id. 8.935; 4 id. ecónomos id.id 6.685; ascendiendo el total de haberes personales a 370.020 reales, que con 94.110 destinados al culto sumaban 464.130. La diócesis de Salamanca se componía en dicha época de 188 parroquias, 91 vicarías perpetuas y 150 filiares; total 429, servidas por 6 curas propios y 10 ecónomos de entrada a 3.300; 31 curas propios a 4.500 y 36 ecónomos a 3.600 en los curatos de primer ascenso; 44 curas propios a 5.500 y 42 ecónomos a 4.000 en los de segundo ascenso; 25 curas propios a 7.000 y 6 ecónomos a 4.500 en los de término; 91 vicarios perpetuos a 3.300; 7 coadjutores de matriz con varias asignaciones que importaban 18.000 reales; 19 tenientes en filiales id.id. 38.700; 1 cura jubilado id.id. 2.250; 23 beneficiados propios id.id 41.674; 24 id. ecónomos id.id 24.178; ascendiendo el total de haberes a 1.355.174 que con 400.000 destinados al culto suben a 1.755.174 reales. El total importe de los gastos de culto y clero asciende por tanto a 2.768.034 reales en esta provincia.

INDUSTRIA Y COMERCIO. Esa provincia es esencialmente agrícola. Arrinconada en un confín del reino y sin comunicaciones expeditas con Portugal ni con las provincias limítrofes y la corte, ni circulan sus producciones, ni los capitales encuentran colocación ni estimulo. En Béjar y Candelario tiene alguna animación la industria fabril, y muy corta en Peñaranda. La fabricación de curtidos prospera en Salamanca y en Herguijuela de la Sierra, se sostiene en Villavieja y decae en Ledesma. En Candelario existe una máquina de papel continuo y otra de harina en Araúxo. Los jornales en las fábricas de Béjar son crecidos y han llamado hacia este punto muchos brazos; en el campo son mezquinos, pero allí viven con más desahogo. Son objeto de comercio en esta provincia los artículos que ella produce, los cuales tienen alguna salida para Portugal y las provincias limítrofes. Las manufacturas de Candelario, Béjar, Salamanca y Peñaranda se llevan a diferentes puntos del reino. Se importan géneros ultramarinos, paños finos, sedas, drogas y demás artículos de lujo, o de los necesarios para la vida.

INSTRUCCIÓN PÚBLICA. Este importante ramo de la moralidad se halla en bastante buen estado y mejora de día en día por efecto de las autoridades que desde esta última época constitucional han desplegado grande celo y actividad por dar impulso a institución tan útil y beneficiosa para el país. Por el estado que sigue verán nuestros lectores el número de escuelas que cuenta la provincia de Salamanca, alumnos que a ellas concurren y otros datos de grande interés.



En la capital se encuentran el Seminario normal destinado a la enseñanza de los maestros de primeras letras, la escuela elemental completa y ampliada con el título de la compañía, cuyo patrono es el Ayuntamiento, la Universidad literaria, tan justamente celebrada por los varones ilustres que en otros tiempos ha producido, seminario conciliar, escuela de nobles artes de S. Eloy, en la cual se enseñan las matemáticas, el dibujo y la música, habiendo sido fundada por el Colegio de plateros de la ciudad, y finalmente, la sociedad económica fundada en el año de 1834 que ciertamente no ha progresado lo que debiera

CARÁCTER Y COSTUMBRES. Los habitantes de la provincia de Salamanca hablan un castellano bastante puro y correcto; sus costumbres son sencillas y cultas; su carácter grave, son laboriosos, sobrios y de genio franco y apacible, su traje en lo general es el conocido con el nombre de Charro, si bien varía algún tanto en el partido de Sequeros.

PRODUCCIONES. Esta provincia es abundante en cereales de todas clases; de mucha consideración la cosecha de lino, no siendo escasa la de hortalizas, legumbres, castañas, frutas, vino y aceite; ha en gran cantidad ganado vacuno, algo menos de lanar merino, entrefino y churro; caballar, mular y asnal; caza de todas clases, encontrándose en la sierra de Francia y a uno y otro lado de sus faldas, los jabalíes, corzos y venados, como también exquisita pesca en los ríos de dicha sierra y en los partidos de Ledesma y Vitigudino sabrosas tencas y muchos y sustanciosos cangrejos.

MINAS. Existen muchas en esta provincia denunciadas no ha muchos años y abandonadas casi todas en la actualidad. En el partido de Vitigudino se encuentra la de Bermellar, de estaño y plata, la de Hinojosa del Duero, de arenas argentíferas y más bien de cuarzo hialino ferruginoso, la de Fregeneda de arenas auríferas, y la de Villasbuenas de falsos topacios. En el partido de Sequeros hay una de excelente hierro, situada en Herguijuela de la Sierra, otra de antracita en los cerros de Linares, esta por explotar y aquella mal trabajada, sin contar otras muchas desconocidas. La sierra de Francia contiene metales en abundancia; el rio Alagón, que lame sus faldas, arrastra arenas de oro puro, como también un arroyuelo en Palacios de Salvatierra. En este pueblo y en los de Guijuelo y Campillo, del partido de Alba, hay minas de sulfuro de plomo. En las inmediaciones de Salamanca se recogen multitud de traquitas trefinas y otras producciones volcánicas. Se encuentran arcillas para alfarería en Salamanca, Tamámes y Peralejos de abajo y toda clase de piedras para construcciones en el territorio de la provincia. También hay aguas minerales sulfurosas cerca de Ledesma y en Caldillas, a 2 leguas S.E. de Ciudad-Rodrigo, y ferruginosos en Babilafuente, Tamámes, Berrocal y Espino de los Doctores.

FERIAS Y MERCADOS. Las principales ferias son 4: la de Salamanca, surtida de toda clase de objetos de comercio, pero muy especialmente de muletas; la de Alba de Tormes, notable por la concurrencia de toda clase de caballerías, la de Vitigudino, por el ganado vacuno y la de Ledesma por el de cerda; también las hay en Ciudad-Rodrigo, Sequeros y Béjar, pero son de menos tráfico; en Peñaranda se celebra todas las semanas un mercado de mucha consideración, no siendo de tanta importancia los que hay en Vitigudino, Béjar, Tamámes y Alba de Tormes. Los pesos y medidas en esta provincia son en un todo iguales a los generales de Castilla.

RIQUEZA. La junta reunida en la capital el 1º de Mayo de 1841 con objeto de formar el resumen de las utilidades de toda la provincia, señaló por todos los conceptos una materia imponible de 18.495.867 reales distribuidos en la forma siguiente. Por concepto territorial 9.759.819. Por id. urbano 2.471.928. Por id. pecuario 1.772.280. Por id. industrial 3.524.031. Por id. comercial 967.809. Total reales de vellón 18.495.867. Los trabajos hechos en el año de 1842 elevan la materia imponible a 45.666.180 reales comprendiendo en la riqueza territorial la pecuaria y la urbana, a saber. Por riqueza territorial 41.707.930. Por id. industrial 2.283.250. Por id. comercial 1.675.000. Total reales de vellón 45.666.180. La riqueza imponible que nosotros creemos tiene la provincia de Salamanca es la siguiente. Riqueza territorial 40.000.000. Id. urbana 4.000.000. Id. pecuaria 6.453.837’17 Id. Industrial 4.000.000. Id. comercial 2.500.000. Total 56.953.837’17.

INGRESOS. Los ingresos efectivos del quinquenio de 1837 a 1841 fueron de 68.124.029’6, de los que hay que descontar por cuentas interiores del tesoro 2.667.129’6 reales figurando los productos que constituyen las rentas del Estado por 65.256.900 o sea en un año común 13.051.380. En el trienio de 1842 a 1844 los ingresos fueron los siguientes 1842 – 9.084.542’9; 1843 – 8.416.451’26; 1844 – 9.395.303’4. Total 26.896.297’5. Año común 8.965.432 reales 13 maravedíes.
CONTRIBUCIONES. Las cantidades señaladas en 1849 y las sumas cobradas son las siguientes. Por inmuebles cultivo y ganadería: 1º Cantidad presupuestada 4.843.000; 2º Cantidad recaudada, comprendiendo atrasos de otros años: 4.895.477’11. Industrial y comercial: 1º - 331.073’21; 2º - 293.326’8. Consumos: 1º - 1.823.000; 2º - 2.026.170’30. Derecho de puertas: 1º - 651.000; 2º - 648.343’14; Hipotecas: 1º - 248.000; 2º - 182.774’12. Tabaco: 1º - 1.839.000; 2º - 1.872.103’11. Sal: 1º - 2.053.000; 2º - 1.957.334’20. Papel sellado: 1º - 282.000; 2º - 282.672’9. Totales Presupuestado 12.075.073’21. Recaudado 12.158.172’13. Deduciendo el 47’07% de gastos del tabaco, el 31’31% de la sal y el 11’20% del papel sellado los productos de estas rentas se reducen el de la 1ª a 990.904; el de la 2ª a 1.324.919 y el de la 3ª a 251.012 y el beneficio líquido que percibe la hacienda es solo de 10.612.897 reales 7 maravedíes.

HISTORIA. La capital de esta provincia se llamó en la antigüedad Salmantica y su origen se remonta a los tiempos de la España primitiva. Plutarco la menciona con motivo de haber rendido al cartaginés Aníbal. Ptolomeo la sitúa en los vettones y el itinerario romano la cuenta por la novena mansión del camino que conducía desde Mérida a Zaragoza. Es de suponer que esta ciudad, siguiendo la suerte de toda la España, sucumbió a la dominación de los godos y sarracenos y consta fue conquistada de los últimos por el rey D. Alfonso el católico. En 1239 dispuso D. Fernando III se trasladase a Salamanca la universidad que su abuelo D. Alonso había fundado en Palencia, medida que dio lugar al engrandecimiento y opulencia que sucesivamente fue adquiriendo. En el reinado de los reyes católicos sufrió bastantes perjuicios esta ciudad por haberse declarado a favor de la princesa Dª Juana y figuró de una manera muy notable en las revueltas conocidas con el nombre de Comunidades de Castilla siendo grandes sus padecimiento por esta causa. No fueron menores los que experimentó en la guerra de la Independencia, cabiéndole la gloria de que a sus inmediaciones se ganara a los franceses la batalla que estos llamaron de los Arapiles y los vencedores de Salamanca.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las opiniones aquí reflejadas corresponden a los comentaristas y no representan, necesariamente, las del autor de Entre el Tormes y Butarque, quien se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, bien por utilizar un lenguaje indecoroso, emplear descalificaciones personales, ser repetitivos o introducir argumentos al margen del tema de debate.

En caso de que no desee revelar su verdadera identidad se sugiere que utilice un alias o nombre ficticio, lo que agilizará el debate y permitirá identificar claramente la autoria de las opiniones que quieran ser rebatidas o corroboradas por otros comentaristas.