sábado, 19 de septiembre de 2020

Ronda del Alcazar

(Mediados años 60)

VIEJOS CORAZONES DE PIZARRA
José Luis Miñambres

Alba fue siempre villa de pizarra dispersa. Felizmente dispersa por todos los espacios y caminos. Tal vez se lo enseñaron los siglos, en su andar, o la torre del Castillo, para que el rigor pétreo y eterno adornaran la historia.
Son abundantes los espacios, pulidos en los aires del castillo y creados con la piedra desnuda, que el musgo dignifica en su humildad con la llegada de las primeras aguas. Balcones y torreones rectilíneos, superpuestos...como bellos andamios. Pero el tiempo los ahormó con finura, señeros, inesperados, con piedras de variada extracción, desde las recias lanchas hasta los humildes rollos. Y creó paseos y calzadas y, sobre todo, muros hacia lo alto, como el de nuestra ilustración, perfilado con suaves lanchas pizarreras. El tiempo no pudo con ellos, ni el hielo de los recios inviernos, ni el rocío primaveral ni el duro sol del estío.
Algunos subsisten eternos y airosos, como el tiempo que brindan las calles de Alba.
He aquí la muestra accidental, labrada con primor y donosura. A lo lejos la torre enhiesta, mirando al cielo. Se ve solo un trozo de cruz, no es mal emblema. Y es además...bello símbolo...Y eterno

viernes, 11 de septiembre de 2020

Serafín Martín Miguel

Aficionado a la pintura desde joven –posiblemente influenciado por su padre, quien también se ejercitaba en este arte– su formación académica comienza a finales de los años 70 de la mano del pintor y profesor de la Escuela de Magisterio de Salamanca, Zacarías González, aunque fue un curso de dibujo al carbón y artes visuales dirigido por el catedrático de pintura de la Universidad de Salamanca, y por entonces decano de su Facultad de BB.AA., Rafael Sánchez-Carralero, el que despertó en él  una nueva manera de mirar y su pasión por la pintura. Desde entonces no ha dejado de pintar.
 La curiosidad le ha llevado a experimentar con distintos materiales y nuevas técnicas. Tras iniciarse en el dibujo al carbón y al pastel, pasó al óleo. Màs tarde descubrió la inmediatez del acrílico –con el que comienza muchas de sus obras que, finalmente, remata con óleo– y recientemente se ha interesado por la forma de trabajar de Álvaro Castagnet, Joseph Zbukvic, Herman Pekel,... –siempre que se pueda se debe aprender de los mejores, afirma– y por la acuarela, a la que considera “una técnica maravillosa  a menudo injustamente relegada a un segundo plano. Supone un desafío constante. Requiere un conocimiento profundo de la interacción del agua y los pigmentos en la que el pintor aspira, en el mejor de los casos, a ser como el director de la orquesta”.


Puerta del Río con niebla
Óleo sobre tabla, 46 x 61 cm.

Desde el Bucarón
Técnica mixta sobre tabla, 87 x 122 cm.

Levanta la niebla
Acuarela 35 x 53 cm.

Frente al Espolón
Óleo sobre tabla, 60 x 70 cm.

Molino
Óleo sobre lienzo, 40 x 50 cm.

Los huertos
Técnica mixta sobre tabla, 38 x 55 cm.

Niebla baja
Acuarela, 40 x 50 cm.

Arroyo de Navales
Óleo sobre tabla, 32 x 43 cm.

El Arco
Técnica mixta sobre tabla, 38 x 55 cm.

viernes, 4 de septiembre de 2020

Azulejería histórica de Alba de Tormes

La Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León ha publicado dos tomos relativos a la azulejería histórica en algunas de las provincias de su ámbito territorial.

Ambos tomos son obra de Manuel Moratinos García; el primero de ellos –publicado en 2016–está dedicado a las provincias de Ávila y Valladolid, mientras que el segundo –publicado en 2019– abarca las provincias de León Zamora y Salamanca.

De este último hemos extractado los estudios correspondientes a distintos enclaves albenses antiguo castillo-palacio de los duques de Alba, convento de Santa Isabel, monasterio de San Leonardo, convento de la Anunciación y hospital de Santiago y San Marcos– en un documento que incorporamos a nuestra Biblioteca digital donde ya se encuentra disponible para su consulta y descarga.

Independientemente de esto, el Tomo I y la totalidad del II se encuentran accesibles en este enlace (clic aquí) que nos ha sido facilitado por Nacho Cotobal, a quien agradecemos las numerosas aportaciones viene realizando a este proyecto de dar a conocer la historia, la cultura y las tradiciones de Alba de Tormes y de sus gentes.


viernes, 28 de agosto de 2020

Calle Benitas

(Foto Cojo)

EL TRISTE CAMINAR HACIA PONIENTE
José Luis Miñambres

¿De dónde llegará este caminante, con el brillo de sus pasos en la tierra, en el barro desconsolado y brillante? Desde los campos del Este, a buen seguro, con el sol naciente a sus espaldas y el lodazal de sus pies y de su suelo. Más lejos, tal vez, piensa en paisajes viejos de la memoria, lejanos acaso: la Ermita del Otero, secular en su sombra, entre Palomares y Terradillos. Y más lejos, hacia Poniente, la eterna Mesa de Carpio y su castillo de Bernardo.
Sus pasos, su soledad y, tal vez, su tristeza, le han traído hasta las aguas del Tormes, con los restos de la muralla del Alba antiguo, soñando todavía. Y, sobre ella, la hermosura vegetal del Espolón, recinto floral, inmarcesible y eterno. Avanza el caminante en su desolación hasta el corazón urbano de la villa ducal, tan marcado por restos de lo histórico. Y en su caminar hacia el Oeste, ha cerrado sus pasos en la calle, dos edificios coinciden en su camino: a la izquierda, los monumentales sillares del muro, protegen la puerta del convento de Dueñas y sus recias columnas, alma de tantos sucesos del corazón de las pocas monjas que allá quedan. A la derecha de la calle, se mantiene el muro isabelino, recinto actual para la formación de mentes juveniles.
¿Hacia dónde se dirige el caminante? Ha dejado sus pasos y busca otro destino, entre los muros de la villa.  A lo mejor llega por la carretera de Aldeaseca, buscando otros caminos. O acaso… recorra la carretera de Garcihernández, tan lejana. O quizá recuerde Amatos, con sus Rolladales y Arapiles y con la belleza de desoladas y viejas alamedas.
Todo mientras el tiempo pasa… Y se van muriendo los recuerdos. Y, al final, solo el pensamiento del viajero, con toda su tristeza. 

viernes, 21 de agosto de 2020

Seudónimos de Luis Bello

Incorporamos hoy a nuestra sección de Prensa histórica un artículo, publicado el 1 de agosto de 1925 en la revista ilustrada La Esfera, relativo a uno de los grabados del antiguo castillo de Alba realizado por Jenaro Pérez Villaamil.

El artículo es obra de Martín Baile, una firma que posiblemente nos resulte desconocida, aunque en realidad no lo es tanto ya que se trata de uno de los seudónimos utilizados por Luis Bello Trompeta, un prestigioso político, escritor y periodista albense, aunque con una escasa relación con esta tierra de Alba que le vio nacer y de la que se ausentó en su niñez como consecuencia del traslado de su padre, hasta entonces promotor fiscal de Alba de Tormes.

No fue este seudónimo –formado por los segundos apellidos de sus padres: Juana de la Concepción Trompeta Martín y Francisco Bello Bayle– el único que utilizó. También firmó otros artículos como A. de Tormes, Álvaro de Tormes, o con sus iniciales L.B.; aunque lo cierto es que la gran mayoría de ellos fueron suscritos con su personalidad real: Luis BELLO.



viernes, 14 de agosto de 2020

Presidiendo nuestra Plaza Mayor

Hace unos días propinamos la localización de un medallón con el que podíamos encontrarnos en nuestros desplazamientos por Alba de Tormes y más concretamente por su Plaza Mayor donde se encarama a uno de sus edificios modernistas. 

Para aquellos que no lograron identificarlo, ahí va la solución:


viernes, 7 de agosto de 2020

Transparencia municipal 2020

51 puntos, sobre una valoración máxima de 53, alcanza en este mes de agosto el índice de transparencia municipal de nuestro ayuntamiento; curiosamente los mismos con los que se finalizó el pasado año, aunque esperamos que al término de este se alcancen de nuevo los 53 ya logrados en los ejercicios 2016, 2017 y 2018.

Llama la atención que a estas alturas del año únicamente 3 ayuntamientos –Alba, Terradillos y Castellanos de Moriscos– obtengan una valoración positiva en este portal de transparencia cuyo objetivo es facilitar el acceso a todos los ciudadanos para que puedan estar informados sobre la gestión y utilización de recursos públicos en las entidades locales.