martes, 6 de agosto de 2013

Incumplimiento legal

«Las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas.»  (Ley 52/2007 de 26 de diciembre, Artículo 15-1)

Aún perdura en una de las esquinas de la Plaza del Grano de Alba de Tormes (antes del General Queipo del Llano) una placa que recuerda a este infame militar que en sus soflamas a través de las ondas de Unión Radio Sevilla justificó –cuando no incitó– la violación de mujeres republicanas.

La permanencia de esta placa constituye; no solo una actitud indolente del Ayuntamiento albense que, consciente de su existencia, no subsana esta anacrónica señalización, sino también un claro incumplimiento de una disposición legal que le insta a su retirada, lo que conlleva un grave deterioro de la imagen de una corporación municipal que al conculcar este precepto pierde legitimidad moral para exigir a sus administrados la observancia de sus propias normativas.




Publicaciones relacionadas: Reminiscencias del pasado (Entre el Tormes y Butarque 07-09-2012)

13 comentarios:

  1. Y menos mal que ya están cumpliendo la ley de banderas las cuales brillaban por su ausencia, pero mira por donde esta placa ya ha deteriorado la imagen de la primera corporación municipal durante cuatro años, de la siguiente corporación municipal durante VEINTICUATRO AÑOS, si, si durante VEINTICUATRO AÑOS y a la de ahora durante seis años y lo que pasa que los observadores que están observando tales cosas hicieron la vista gorda durante más de dos decadas y ahora se han puesto gafas y han sacado la lupa para ver lo que nadie aprecia ni hace caso.

    ResponderEliminar
  2. O no has entendido nada o no lo has querido entender, aunque también puede ser que la costumbre de mirar para otro lado y justificar en otros el incumplimiento de las responsabilidades propias te haya impedido leer y escuchar con la suficiente atención lo que aquí se plantea.
    La placa en cuestión llevará expuesta en ese mismo lugar cerca de 75 años por lo que son muchas las corporaciones municipales que, con mejor o peor criterio, allí la han mantenido y a los albenses nos habrá podido parecer bien, mal o incluso resultarnos indiferente. Pero es que no estamos hablando de eso. Aquí y ahora se esta hablando de una Ley aprobada el día 26 de diciembre de 2007, por tanto es desde esa fecha, y no veinticuatro años atrás, desde la que el Ayuntamiento de Alba de Tormes incumple ese precepto legal.
    Por otro lado la reciente recuperación del discurso -que en el video se reproduce- en el que este general justificaba la violación de mujeres republicanas hace más incomprensible y vergonzosa la permanencia de esta placa que, además de incumplir la legislación vigente, glorifica a un personaje tan abyecto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se entiende prefectamente, como no se va a entender, todos sabemos de que va esta página, por así llamarla, una placa que nadie sabe que está allí y que no importa a nadie hay que darla la importancia que no tiene y criminalizar y demonizar a los que no piensan ahora como el promotor de la "genial" noticia pero que si pensaban antes igual que el antes de cambiar de chaqueta.

      Eliminar
    2. Te empeñas en justificar lo injustificable.
      A la placa no hay que dar ni quitar importancia, sencillamente hay que retirarla.
      Ah, y a esta página puedes llamarla como quieras: página, blog, bitácora, cuaderno electrónico… y es normal que sepas “de que va” pues sus objetivos son claros y así están definidos desde su origen: Un intento de difundir la historia, la cultura y las tradiciones de Alba de Tormes y sus gentes , eso si, la historia, la cultura y las tradiciones que a ti te gustan y también la historia, la cultura y las tradiciones que no te gustan.

      Eliminar
    3. Al anónimo 2.a le empacha la cultura , por eso se siente tan molesto a leer la advertencia , y si fuera más listo hubiera dado las gracias a Gerardo por la notificación.

      Eliminar
    4. A mi me parece que lo que tiene de verdad es un empacho de "tontuna"; ¡vaya salvapatrias que tenemos en éste pueblo! entiende de todo y no sabe de nada.
      Me han impresionado las palabras que pronuncia la BESTIA esa que ha tenido una plaza dedicada en tantos pueblos.
      Este individuo es del estilo de Capón, alcalde de Baralla(Lugo)... UN FASCISTOIDE DE MIERDA.

      Eliminar
  3. Gerardo, otra prueba más de la ENVIDIA a la que hacen referencia algunos y que tienen más que nadie. Este pueblo jamás prosperará mientras haya gente tan retorcida y tan joven. Es una lástima, sinceramente.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente esa placa deberia estar ya en el basurero desde hace años.

    ResponderEliminar
  5. Si no la quitan sera por que estan de acuerdo y piensan igual que aquel fasciston

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que estan haciendo es incumplir una ley. Se piensan que con "sus" mayorias pueden hacer lo que les venga en gana, menos mal que cada cuatro años hay remedio para solventar estas cacicadas.

      Eliminar
  6. Estos son como el ejercito de Pancho Villa. Hacen lo que quieren, se saltan todas las normas a la torera, pero luego buena multas que sacuden cuando les interesa

    ResponderEliminar
  7. Como la gustan las fotos a la alcaldesa. Ayer me fijaba en la entrega de premios y pensaba que si no la daria verguenza de como tiene el pueblo.
    En cuanto a las fiestas, mejor no opino. En los años 50 habia mas fiestas q las que organiza esta mujer. De pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Que pena de pueblo!!!!! nunca ha habido una decadencia, dejadez tan grande en tan poco tiempo, la alcaldesa pienso que no reflexionará lo que está haciendo, mejor dicho lo que no hace, de lo contrario se la,pondria la cara colorada de tanta inoperancia...

      Eliminar

Las opiniones aquí reflejadas corresponden a los comentaristas y no representan, necesariamente, las del autor de Entre el Tormes y Butarque, quien se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, bien por utilizar un lenguaje indecoroso, emplear descalificaciones personales, ser repetitivos o introducir argumentos al margen del tema de debate.

En caso de que no desee revelar su verdadera identidad se sugiere que utilice un alias o nombre ficticio, lo que agilizará el debate y permitirá identificar claramente la autoria de las opiniones que quieran ser rebatidas o corroboradas por otros comentaristas.